VOLEIBOL | SUPERLIGA MASCULINA Unicaja Almería, a vencer y convencer ante UBE L' Illa Grau

  • El cuadro ahorrador recibe este miércoles a las 18:00 a los castellonenses e inicia la cuenta atrás de cinco para el comienzo de la lucha por el título de liga

Ignacio Sánchez durante un partido en el Moisés Ruiz. Ignacio Sánchez durante un partido en el Moisés Ruiz.

Ignacio Sánchez durante un partido en el Moisés Ruiz. / Javier Alonso (Almería)

Tras la victoria en Ibiza toca encadenar, asegurando puntos frente a equipos peor clasificados antes de tener un mano a mano que puede resultar definitivo con Urbia Uenergía Vóley Palma. Terceros actualmente, solo este finalista de la pasada Copa del Rey parece poder arrebatarle ese puesto final de la fase regular a Unicaja Costa de Almería, si bien matemáticamente hay opciones, complicadas, para Melilla Sport Capital, y prácticamente imposibles para un ascendente Río Duero Soria. Además, en esta jornada entresemana, la quinta y última de la temporada, precisamente está el duelo entre melillenses y palmesanos, de cuyo resultado puede salir un ‘colchón’ para los ahorradores. Lo más importante, en todo caso, es que toda cuenta que se haga será innecesaria si se vence, puesto que se depende de si mismo matemática y mentalmente, números y sensaciones.

Por arriba, el duelo de este mismo día entre CV Guaguas y CV Teruel por el liderato, sabiendo que se tiene que visitar el pabellón de Los Planos tras recibir a Palma, es también de gran interés no solo para empezar a dibujar los cruces, que se presentan apasionantes, sino para una toma de conciencia del nivel a alcanzar para conseguir levantar la duodécima Superliga. No hay otro objetivo para los verdes, cada vez más alejados de la expresión ‘temporada de transición’ que su entrenador está borrando. No hay motivo para pensar así, y sí muchos argumentos para creer en ser campeón. Son los mismos que deberán salir a la luz en el Moisés Ruiz desde las 18.00 horas de este miércoles, ya que la exigencia del rival así lo va a requerir. Llega a Almería el UBE L’Illa Grau y no se permiten los despistes en las filas blanquiverdes, equipo que mira abajo y arriba a la misma vez.

Restan tres partidos en casa y dos fuera para los ahorradores, metidos en la dinámica de preparación de los play offs y cuyo objetivo definitivo es encararlos desde la tercera plaza y fortalecidos por las sensaciones

La situación clasificatoria de los castellonenses, cuyo potencial está contrastado y será desplegado del todo en esta jornada 22, es comprometida, pero también da un hilo de luz hacia la clasificación para los playoffs. Quintos por la cola, tienen tan solo dos puntos de ventaja sobre el descenso, si bien es cierto que empeora la valoración al ver que sus perseguidores tienen partidos atrasados. Por delante, están a cuatro puntos de la octava plaza, pero con Boiro y Arenal igualmente teniendo encuentros aplazados. Visitar el Moisés Ruiz es una gran oportunidad para los de Carlos Cavalli en sus propias cuentas de huir definitivamente de los puestos de ‘la quema’ y, claro está, eso los aproximaría incluso a terminar una temporada irregular como la suya del mejor modo posible, optando al título. Y es que la cuenta atrás es suficiente, de cinco jornadas que aglutinan muchos duelos directos.

UBE L’Illa Grau ha ganado seis partidos y ha salido derrotado quince veces, con cuatro tie-breaks de los que ha vencido solo uno. Es precisamente el resultado con el que llega a Almería, un 3-2 sobre Rotogal Boiro este sábado pasado, teniendo al experimentado Óscar Prades como máximo artillero. Hizo el receptor 20 puntos, con Nacho Espelt acompañándolo por punta con 17 tantos, ambos muy bien arropados por el central, felizmente recuperado para los intereses graueros, Anderson Grossi. La vuelta del brasileño a su disciplina ha sido un refuerzo importante, como también lo es la recuperación de José Luis Linares, uno de los opuestos más decisivos de la Superliga, lesionado en la victoria sobre Textil de la jornada 17. Si de lesión se habla hay que comentar la de Carlos Dos Santos, producida en el segundo set del pasado sábado, sin noticias sobre su posible participación este miércoles.

Su puesto lo cogió un viejo conocido de la casa ahorradora, Jefferson Rivera, ex de Unicaja años atrás y cuya carrera se ha desarrollado de forma prácticamente íntegra en el equipo de La Plana, con una sola campaña en Manacor para, jugando como opuesto improvisado, vencer en el Moisés Ruiz. La dirección de juego corresponde a otro mito del club, Daniel Herrera, con participaciones puntuales para el argentino Tomás Steeman, segundo colocador de una formación que cierra el líbero Álvaro Mateu. Este último se trata de uno de los jóvenes valores que tiene en plantilla UBE L’Illa Grau, con 19 años, misma quinta que el opuesto Diego Ferrari y que el receptor Emilio Ferrández, ambos de la Selección Permanente de Palencia, y que el también líbero Francisco Barranco. Un hombre de la casa, el central Agustín Giménez, en la posición de central, completa el plantel grauero.

Respecto a su marcha, de las seis victorias, cuatro fueron consecutivas, hasta que le tocó medirse consecutivamente con los más fuertes de la clasificación. Así, venció a Almoradí, Barça, Palma y Textil para un póker de triunfos entre final de 2020 e inicio de 2021. Su trayectoria inicial fue muy mala, con ocho derrotas hasta que por fin pudo ganar, por 1-3, en la pista de Río Duero Soria. Afectado en el orden de los partidos por la incidencia ajena del COVID, ha venido a revivir a tiempo, escalando puestos en la tabla clasificatoria y siendo un adversario a tener muy en cuenta. Así lo tiene presente Unicaja Costa de Almería, que quiere seguir la suma de puntos ya iniciada en Es Viver y que deberá continuar después en Barcelona, antes de la que será su ‘primera final’ frente a Urbia Uenergía Vóley Palma. No habrá público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios