Voleibol

Unicaja Almería debuta en Copa ante Melilla

  • Los ahorradores protagonizan el ‘partido inaugural’ del ‘Torneo del KO’ frente a Melilla Sport Capital, primer cuarto de final (10:00)

El conjunto almeriense, en el pabellón canario. El conjunto almeriense, en el pabellón canario.

El conjunto almeriense, en el pabellón canario.

Parecen dos trayectorias totalmente opuestas, o eso traslada el ‘ruido externo’ a un duelo que promete un enorme espectáculo y que tuvo su particular ensayo general hace menos de un mes. Muy aislado de esos ‘decibelios’ se ha situado un Unicaja Costa de Almería que se dispone a abrir su cuarta década como candidato a la Copa del Rey, tras jugar la primera en el año 1991. Equipo completo, lo cual es una suerte visto lo visto no ya solo la semana anterior, sino toda la temporada, y carga de esa motivación de ‘calidad especial’, la que crece en el interior de los jugadores y se va viendo empujada hacia el exterior por las ganas de demostrar… y de demostrarse. Acomodación, aclimatación, entrenamiento y concentración, esa ha sido la ruta de los ahorradores desde su llegada a Las Palmas de Gran Canaria, pensando solo en lo que hay que pensar, y sin hacer ‘ruido’, que bastante hay ya con el de fuera.

Tocará abrir el torneo, ‘partido inaugural’, a las 10.00 horas, las 11.00 en el horario peninsular, teniendo como adversario al ‘argentino’ Melilla Sport Capital, con acento valenciano también a cargo de un Javier Monfort que llega disparado. No hace falta descubrir ahora la calidad y el potencial físico del receptor, protagonista absoluto de la cita que sirvió como adelanto, correspondiente a la primera jornada del año 2021. Se vio acompañado por Martina, el opuesto de un plantel muy equilibrado bajo las órdenes de Salim Abdelkader y ‘dirigido’ en pista por el colocador Riganti. Después de varios años en la Superliga, Melilla puede que tenga en esta presente campaña su bloque más compacto y definido, con dos argentinos más, Scarpin por el centro, que es otro buen recurso para el ataque, y Giustiniano, casi inédito frente a Unicaja Costa de Almería tanto en la primera vuelta como en la segunda.

Los verdes entonaron el mea culpa, como no podía ser de otro modo, y a trabajar, que no quedaba otra… o sí. Quedaba la aparición de nuevo en la escena ahorradora de la COVID-19. Boiro y Almoradí fueron dos victorias sin mayores sobresaltos y sin la aparición del coronavirus, que se ‘reservó’ para buscar protagonismo cerca de la Copa del Rey. Atacó a Ignacio Sánchez, al equipo le costó entrar en juego en Soria y después brilló, para apagarse antes del final, y llegó la semana de las tres pruebas y de solo dos entrenamientos para sufrir frente a Manacor. El símil es el de iniciar una carrera desde cero frente a un corredor que ya va lanzado. Se pudo remontar todos los ‘metros’ que habían logrado de ventaja los baleares y adelantarlos, y a la Copa se llega ya en ritmo y con la certeza de todo lo que se lleva dentro, con todos los jugadores habiendo sido clave para la remontada y con mirada al frente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios