Deportes

Unión entre dos tierras a las que separa el mar Mediterráneo

  • El Cónsul de Marruecos en Almería, Rachid Mougha, visita Mojácar en un encuentro cultural dentro de los festejos

Después de asistir a una breve representación de la entrevista mantenida entre el Alcaide Alabez y el enviado de los Reyes Católicos para la entrega del pueblo de Mojácar, el cónsul de Marruecos en Almería, Rachid Mougha, recorrió algunas calles de Mojácar acompañado del presidente de la Asociación de Moros y Cristianos, Víctor Herrera, así como del historiador Juan Mesa y representantes de Kábilas y Cuarteles. Este paseo se produjo el pasado miércoles al caer la tarde.

Rachid Mougha en su visita al pueblo de Mojácar se mostró muy interesado en los numerosos vestigios árabes con los que cuenta la localidad, entre ellos la leyenda situada sobre el arco de entrada a la ciudad.

Con posterioridad, el cónsul visitó las plazas del municipio en que las agrupaciones de Moros y Cristianos daban los últimos retoques a los decorados de estilo árabe que se mantendrán durante todas las fiestas y que configuran a Mojácar como la localidad árabe que fue. Las fiestas recordar que duran todo el fin de semana.

Una vez en el Salón de Plenos del Ayuntamiento mojaquero, el cónsul de Marruecos en Almería fue recibido por la alcaldesa de Mojácar, Rosa María Cano, y otros concejales del equipo de Gobierno. Cumplido el trámite de la firma en el Libro de Honor de Mojácar, el historiador Juan Mesa Esperidón, sargento primero de la Guardia Civil ya jubilado, y licenciado en Psicología, dictó una conferencia acerca del último rey andalusí Muley Abd Allah Aben Aboo, así como de los sucesos ocurridos principalmente en las Alpujarras tras la sublevación morisca del año 1500.

La charla-conferencia del Cónsul marroquí se centró en su visión del momento histórico en el que se basa la recreación de las Fiestas de Moros y Cristianos de Mojácar, además de invitar a cesar en el uso de la palabra 'moro' en tono despectivo o despreciativo. Rachid Mougha se mostró orgulloso de ser moro a la para que se preguntaba cuántos españoles no llevarían sangre mora tras setecientos años de estancia árabe en el país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios