fútbol liga santander

Vallecas, un nuevo examen para el líder

  • El Barcelona, aún sin Messi, pero lanzado por sus triunfos recientes, visita a un Rayo que necesita puntuar

Messi y Arturo Vidal, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva del Barcelona. Messi y Arturo Vidal, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva del Barcelona.

Messi y Arturo Vidal, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva del Barcelona. / MATEU DALMAU / EFE

Tras golear al Real Madrid (5-1) en el Camp Nou, el Barcelona defiende el liderato de la Liga en el estadio de Vallecas, donde le espera un Rayo al que le urge puntuar y que buscará su primera victoria del curso como local.

El conjunto azulgrana llega descansado al partido, pues siete de sus titulares no se desplazaron a León para enfrentar a la Cultural Leonesa en su estreno en la Copa del Rey. El equipo de Ernesto Valverde vuelve a la competición liguera pletórico de moral, después de solventar de forma brillante la ausencia de Leo Messi ante rivales de mucha entidad.

El crack argentino regresó esta semana a los entrenamientos tras romperse el radio del brazo derecho el 20 de octubre ante el Sevilla, pero aún no tiene el alta médica y se ausentará en Vallecas. No obstante, ante el Inter de Milán o el propio Madrid, Valverde ya demostró tener la fórmula para vencer sin el '10'.

De cualquier modo, el entrenador culé no se fía del Rayo y advirtió en la víspera que su equipo debe aprender de la derrota sufrida hace algunas jornadas, en Butarque (2-1), donde se dejó remontar ante el Leganés en un nefasto inicio de segunda parte. La gran novedad en la convocatoria barcelonista, en la que no están ni Umtiti, ni Vermaelen ni Malcom, es la del canterano Carles Aleñá.

Por su parte, el Rayo Vallecano afronta la visita del líder en el peor escenario posible: en puestos de descenso y con muchas dudas en la faceta defensiva, al haber recibido veinte goles en diez partidos.

Varios jugadores han declarado públicamente que siguen confiando en el técnico, Míchel, y el mensaje que se lanza es de tranquilidad. La realidad es que el Rayo genera mucho durante los partidos, pero su fragilidad defensiva pesa demasiado. Respecto al once inicial, Míchel baraja la posibilidad de hacer algún cambio, sobre todo tras el rendimiento ofrecido por jugadores menos habituales en la Copa del Rey frente al Leganés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios