Deportes

Un aula para el MAR

Recuperar las costumbres y la historia local y, a la par, favorecer un turismo que vaya más allá del tradicional 'sol y playa'. Con esos objetivos abrió hace tres años sus puertas en el castillo de Jesús Nazanero -una construcción del siglo XVIII-, el Centro de Interpretación de la Pesca de Garrucha, también llamado Aula del Mar, que ha atraído a numerosos vecinos, visitantes y grupos organizados. El centro da a conocer al visitante toda la riqueza del litoral mediterráneo. Las especies marinas o la influencia de los mares sobre la erosión de la costa son protagonistas en un museo de seis salas que dedica también su espacio a las diferentes artes de pesca.

"Hablamos de un proyecto ambicioso -explica el alcalde, Juan Francisco Fernández- que ha contribuido a poner en valor el castillo, que es en estos momentos uno de los espacios arquitectónicos y culturales más importantes del municipio. Está llamado a ser, de igual forma, un referente importante en la comarca que reflejará a la perfección los aspectos científicos relacionados con el mar y sus aprovechamientos medioambientales".

El centro de interpretación de la pesca esta compuesto de seis salas y da a conocer de manera detallada al visitante toda la riqueza del litoral mediterráneo. La Sala 1, Un Mar de Historia, expone el papel del Mediterráneo como cuenca en la que se han desarrollado las más importantes culturas clásicas. La Sala 2, Un Mar de Culturas, fue originariamente la habitación para el Guarda del Cuartel de Inválidos de Artillería. Esta sala se destina en su mayor superficie a repasar la presencia del mar en la cultura, mediante un sugerente repaso por las distintas artes: música, pintura, literatura, además del cine y el cómic.

La Sala 3, ElMarque nosUne, en su concepción original fue capilla y alojamiento del capellán. Destaca en esta Sala el énfasis en el papel de unión que ha cumplido el mar tradicionalmente y muy especialmente durante elperiodo contemporáneo.

La sala 4 dedica el mayor espacio al análisis de la pesca como una variante peculiar de la navegación, mientras que la 5 (La última Frontera) se dedica al mundo submarino. La última Sala del recorrido, la Sala 6, ha destinado a área de servicios y, desde ella, se accede al patio y terraza-mirador e, igualmente, a la Sala de proyecciones y conferencias.

El Aula del Mar de Garrucha, que supuso una inversión de 450.000 euros cofinanciada por el Ayuntamiento y el Grupo de Desarrollo Rural, forma parte de la red de centros etnográficos que se está poniendo en marcha en la comarca junto, por ejemplo, el Centro de Interpretación del Hábitat de Pulpí. Su valor turístico es innegable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios