UD Almería | Contracrónica

El bache se convierte en valle profundo

  • El Almería ahonda en su crisis de juego y resultados tras acumular la sexta jornada sin ganar y 4 puntos de 18

  • Pedro Emanuel empieza a estar seriamente cuestionado 

  • Buenos detalles de Coric y Darwin

Maras, impotente al final del choque Maras, impotente al final del choque

Maras, impotente al final del choque / Daniel Sánchez (Alcorcón)

Definitivamente el Almería no está bien y lo peor es que no sabemos si el empate cosechado en Alcorcón servirá para catapultar al equipo del bache que atraviesa o profundizará ese hondo valle en el que empieza a sumirse tras acumular seis jornadas sin conocer la victoria en las que apenas ha sido capaz de sumar cuatro puntos de dieciocho en litigio.

El partido en Santo Domingo fue malo de solemnidad por parte de ambos conjuntos y solo tuvo aliciente en los alocados minutos finales y en sendas consultas al VAR que el colegiado tuvo que efectuar in situ para señalar el penalti que supuso el 1-0 local y para validar el 1-1 visitante.

Y es que en tierras madrileñas el Almería empató como bien pudo perder o incluso ganar porque nunca fue dominador del juego, un mal que está convirtiéndose en endémico en el equipo de Pedro Emanuel, que ayer dijo echar de menos los centímetros de Petrovic en el juego aéreo como por estos lares echamos de menos la lluvia, pero nos adaptamos.

De salida se atisbó con claridad que Vada no hace buena mezcla en la media con De la Hoz como tampoco la hizo con Petrovic la pasada jornada y Pedro Emanuel insiste en esa solución en lugar de buscar alguna modificación táctica. No es su demarcación y tampoco es cuestión de hacer sangre del argentino. Si a eso se le añade un Chema que se marea de girar sobre sí mismo y un Corpas más despistado de lo habitual, el resultado no puede ser positivo.

Para más contratiempos, tocaba empezar remando a contracorriente por un penalti de esos que se estilan hoy en día con cámaras a las que consultar. Los árbitros se han lavado las manos este curso y una circular del Comité dictaminó que toda mano dentro del área sería señalada, independientemente de su intencionalidad. De este modo Díaz de Mera Escuderos indicaba como pena máxima una mano de Corpas cuando caía de espaldas pese a que todo el que haya jugado al fútbol sabe que en una acción de ese tipo es imposible esconderla en ninguna parte. Stoichkov lanzaba desde los once metros engañando a René para batirlo.

El Alcorcón logró el 2-2 con un efectivo menos al lesionarse Ernesto con los cambios hechos

Pintaban bastos y las dudas se acrecentaban al punto de que el Almería únicamente dispuso de un acercamiento con cierto peligro en toda la primera mitad gracias a un disparo lejano de Lazo que detuvo Dani Jiménez con ciertas dificultades. El Alcorcón de Fran Fernández tampoco es que hiciera mucho más durante los primeros 45 minutos aparte de cargarse de amarillas, pero sí merodeó con más intención el área de René a través de un disparo lejano de Arribas y sobre todo de un remate del almeriense Dani Romera al filo del descanso que abortó el meta gaditano. Fue una suerte que los dos equipos se fueran a vestuarios con once efectivos pese a cargarse de tarjetas, en particular en el caso de Balliu, que sacó el codo a paseo con mucha asiduidad, coqueteando con la expulsión.

La entrada de Coric por Chema en la segunda mitad cambió el aire del partido, aunque solo fuera a balón parado. El croata tiene un guante en el pie y de su bota iba a nacer el tanto del empate después de que el VAR anulase por fuera de juego el posible 2-0 local. Coric lanzó una falta lateral al corazón del área y el rechace lo empujó De la Hoz a la red no sin suspense, ya que hubo que esperar a que el VAR revisara si alguien había empujado al meta alfarero.

La igualada dio alas a los indálicos en un alocado tramo final que registró las expulsión de Corpas, seguida de la de Dorca para reequilibrar fuerzas y la lesión de Ernesto cuando FF había hecho ya todas sus sustituciones, dejando al Alcorcón con 9 efectivos en el 82'. En ese minuto una gran acción individual del recién ingresado Darwin la desperdiciaba Vada con el portero rival vencido, pero Maras firmaba el 1-2 en el 85’ al desviar al segundo palo un buen córner ejecutado por Coric.

Lo difícil estaba hecho y los 22 puntos se acariciaban ya en el zurrón, pero un inocente saque de banda acabó en desastre. Pedro Emanuel calificaría después la acción como caricaturesca y a fe que lo fue. Hasta tres jugadores del Alcorcón tocan el balón con la cabeza dentro del área antes de que René, en su intento de despeje, palmee el balón hacia dentro obstaculizado por De la Hoz, dejándolo en bandeja para Rui Costa. Surrealista, pero cierto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios