Deportes

El bullicio y ajetreo regresan a los pasillos de la plaza

  • Compradores y curiosos se acercan cada día a las nuevas dependencias que cuentan con 86 puestos · El horario de compra es de 09:00 a 15:30 horas, en septiembre está previsto que el mercado abra de tarde

El proyecto de rehabilitación del Mercado Central de Almería, una apuesta firme del equipo de Gobierno capitaneado por Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha culminado con la apertura de una plaza de abastos completamente remodelada, que nada tiene que envidiar a otros reconocidos mercados españoles, como son el Mercado de La Boqueria de Barcelona o el de San Miguel de Madrid. Un plaza que ha entrado en servicio con 86 puestos de carne, fruta, verdura, pescado, flores..., que son los que conforman en la actualidad su estructura comercial. Un mercado que pretende ser referencia para Almería y su provincia y está llamado a ser el motor económico del centro histórico y de toda la actividad comercial de la zona centro.

Desde hace poco más de una semana el bullicio y el trasiego de mano de comerciantes y clientes, satisfechos con el resultado final de una obra que ha durado poco más de dos años, ha regresado a los pasillos del mercado, que cerró sus puertas el 17 de mayo de 2009 y ha vuelto a subir las persianas de los diferentes puestos hace casi un mes, en concreto, el 14 de junio.

Desde la reapertura del mercado, compradores y curiosos se acercan cada día para descubrir las reformadas dependencias del nuevo mercado, cuyo edificio es ejemplo destacado de la arquitectura del hierro de finales del siglo XIX.

El horario establecido de compra o visita es de 09:00 a 15.30 horas. Al finalizar el verano, y según las pretensiones del Ayuntamiento y los comerciantes, la plaza también abrirá en horario de tarde con el objetivo de potenciar aún más la actividad comercial de la zona centro y es que el trasiego de su interior se traslada al Paseo de Almería lo que viene a demostrar la importancia que esta instalación pueda tener para una mayor dinamización del centro de la ciudad.

La plaza cuenta con una planta baja, una planta semisótano, ambas conectadas por escaleras mecánicas para lograr un funcionamiento racional del centro y lograr la suficiente cualificación comercial del nivel de semisótano. A estas dos se suma una planta sótano, de uso exclusivo para el personal del mercado. De manera total, la superficie de la plaza asciende a 7.873,93 metros cuadrados construidos.

Para la construcción del interior del nuevo Mercado Central se han utilizado 1.700 metros cuadrados de mármol de Macael. Además, todos los puestos de venta están realizados en mármol y acero inoxidable y cuentan, además, con conexión telefónica y a Internet.

Los puestos de venta de pescado disponen de un fregadero de acero inoxidable para la limpieza de productos alimenticios y utensilios de uso. Junto a los puestos de venta existirán contenedores higiénicos sanitarios de cierre hermético y apertura no manual. Otra de las curiosidades y avances del nuevo Mercado Central es que dispone de climatización en la totalidad de sus instalaciones.

Las obras de remodelación del edificio han sido ejecutadas por la Unión Temporal de Empresas (UTE) Tejera-Sogeosa-Manzano. La actuación realizada ha supuesto una inversión de más de 15 millones euros, IVA incluido, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de la capital.

De forma desglosada, el 70,15% de la partida global se ha financiado a través de fondos propios del Ayuntamiento, mientras que el 29,85% restante procede de la Consejería de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía. A día de hoy, y así lo dan a conocer desde el Consistorio, la Junta de Andalucía ha efectuado el pago de 3.372.998,01 euros, por lo que queda pendiente el ingreso de 1.124.332,67 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios