Copa del Rey

Valverde, entre el doblete y el cadalso

  • Las mismas dudas que flotan sobre el once de mañana se ciernen sobre el futuro del entrenador

Valverde, en una rueda de prensa. Valverde, en una rueda de prensa.

Valverde, en una rueda de prensa. / Marta Pérez / Efe (Barcelona)

El Barcelona afronta la final de la Copa del Rey son muchas dudas, y todas ellas habitan en el vestuario: desde la configuración del once inicial, debido a las bajas, el estado de ánimo del equipo, tras la eliminación de la Liga de Campeones, y qué será del entrenador, Ernesto Valverde, tras el partido, gane o pierda contra el Valencia.

Del once titular, se mantiene la duda por si Arthur recibe el alta, y si acabará jugando o no, siendo también la parte de arriba, con Messi y Malcom como únicos atacantes, una línea menguada y que muestra mucha debilidad, a la espera de si Coutinho finalmente acaba recuperado.

"Confiamos plenamente en Valverde, tras la Copa podemos seguir sacando conclusiones"

En cuando al ánimo, Valverde ya apuntó antes del encuentro contra el Eibar que tras el traspiés en Liverpool a los suyos lo que les faltaba eran partidos y competición para volver a reencontrarse con el balón, y a tenor de lo expresado por el técnico, sus jugadores, y concretamente Lionel Messi, ya habrían superado el duelo de la Champions.

¿Y Valverde? Según él, ésta es su realidad: "Me siento con fuerzas. Siempre me he sentido respaldado. El presidente me transmitió el apoyo absoluto".

¿Y en qué términos se ha pronunciado el Barça? Cinco días después su presidente, Josep Maria Bartomeu, sentenciaba sin ambages: "Valverde ya lo dijo el otro día: que tiene el apoyo del presidente y de la junta. Es el entrenador que queremos. Éste es un proyecto a medio y largo plazo. Tiene contrato y estamos muy contentos con él".

Para un club que no fuese el Barcelona, quizá las dos posiciones, presidente y entrenador, deberían bastar para evitar suspicacias y palabrería y sentenciar "fin de la historia", pero es el Barça y las brasas de la indignación por los hechos en Europa se mantienen bien calientes bajo el manto que ha echado el club para hacer más llevaderos los días que separan Liverpool de Sevilla.

Por lo tanto, nada está decidido ni sentenciado en el desenlace sobre la continuidad de Valverde, gane o pierda la Copa el Barça contra el Valencia.

Que Valverde esté a las puertas de un segundo doblete consecutivo, en condiciones normales, debería servirle al entrenador para que la junta le extendiese no sólo un cheque en blanco, sino una renovación de contrato, pero éste es un Barcelona que a pesar de haberse paseado por LaLiga y la Copa en los últimos años ha visto cómo su rival en mayúsculas, el Real Madrid en los últimos cursos, ha levantado tres Champions seguidas, mientras que los culés han acabado zarandeados y vilipendiados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios