Deportes

"Si pudiera, declaraba Vélez-Blanco Bien de Interés Cultural"

  • Antonio Lucas, delegado de Cultura, considera "imprescindible continuar apoyando un curso como este y el festival que lleva asociado porque es una combinación perfecta"

Antonio José Lucas, delegado provincia de Cultura, asistió ayer sábado al concierto de los alumnos y al acto de clausura del Curso de Verano de la UAL en Vélez-Blanco. La Junta de Andalucía ha colaborado en la financiación del mismo a través de varias de sus consejerías, entre ellas, la de Cultura.

-¿Qué impresión le ha dado el concierto de los alumnos y alumnas ?

-Me ha parecido magnífico, de una grandísima altura y con muchísimo talento, en el que se ha puesto de manifiesto una combinación perfecta entre los propios conocimientos que ya tenían algunos de los integrantes y la maestría de quien ha estado al frente. La propias selección de las piezas ha sido fantástica, hemos vivido un momento mágico, yo estoy gratamente sorprendido porque cuando uno asiste a la clausura de un curso se espera un nivel determinado, pero este ha superado con creces todas mis expectativas.

-¿Qué valoración hace de un curso de estas características?

-Yo lo veo muy completo, es una combinación perfecta donde se abordan temas de historia, la puesta en valor del patrimonio, que gira entorno a épocas tan importantes de nuestra historia como el Renacimiento y el Barroco, todo ello acompañado de los conciertos. Se conjuga de forma perfecta la parte académica con la parte lúdica, lo que le da una gran singularidad y desde luego convierte en un privilegio el poder estar participando en él, en un momento así del año, cuando el tiempo pide descanso, y sin embargo hay personas que tienen la suerte de poder estar en estos momentos en cursos como este donde se divierten, se forman y tienen experiencias como la que he vivido es impagable.

-¿Qué papel juega la cultura en momentos de crisis económica?

-Ahora más que nunca es imprescindible, no se puede vivir sin cultura, es como el aire que respiramos y en estos momentos ante el drama de muchísimas familias que están pasándolo muy mal por el problema del desempleo se entiende que los gobiernos tengan que acudir a otro tipo de prioridades. Pero en cualquier caso, una sociedad no puede nunca permitir que la cultura sufra en exceso porque tenemos que partir de la base de que la cultura nunca es un gasto sino una inversión y en estos momentos en los que tanto se habla de diversificar, la culturas se convierte en un elemento novedoso, de generación de empleo y de riqueza y puede ser un motor económico, lo es en muchos sitios y debe serlo también aquí. Por eso creo que esta labor reivindicativa de mantenerse y sobrevivir pese a lo duro de las circunstancias, de la que hace gala este curso y este festival, es un ejemplo a seguir.

-¿Se hace necesario ahora más que nunca la colaboración entre las distintas administraciones para apoyar iniciativas de este tipo y garantizar su continuidad?

-Por supuesto, yo creo que de las grandes cosas que nos proporciona la cultura es precisamente la necesidad del esfuerzo compartido, en este caso es cuando las administraciones han de luchar para que, como mínimo, las citas en el calendario de los eventos culturales se sigan manteniendo. Por ello considero imprescindible continuar apoyando un curso como este y el festival que lleva asociado.

-Vélez-Blanco también es un lugar singular para la celebración de este curso...

-Sin duda alguna, este pueblo, acogiendo eventos así, ha sabido más que nadie aprovechar sus riquezas naturales y patrimoniales apostando por un turismo cultural. Un pueblo rico en patrimonio material e inmaterial, el que forman los hombres y mujeres que tienen la fortuna de vivir aquí. Para Vélez-Blanco este curso es todo un acontecimiento, sus vecinos y visitantes han tenido la suerte de disfrutarlo, porque uno cuando viene aquí lo que hace es sorprenderse, de cómo es el pueblo y de cómo viven sus gentes. Esa unión entre el patrimonio material e inmaterial es lo que hace a Vélez-Blanco un pueblo que si yo pudiera lo declaraba Bien de Interés Cultural, que es lo que merece.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios