Deportes

Una deseada mejoría

  • Real confía que en el Wanda cambien los números

Álvaro Giménez, Ángel Trujillo y Juan Carlos Real, estirando al final del entrenamiento. Álvaro Giménez, Ángel Trujillo y Juan Carlos Real, estirando al final del entrenamiento.

Álvaro Giménez, Ángel Trujillo y Juan Carlos Real, estirando al final del entrenamiento. / javier alonso

El único pero que se le puede poner hasta el momento a la Unión Deportiva Almería es su escasa eficacia cuando juega lejos del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Excepto en Los Pajaritos, donde venció jugando un gran fútbol, en el resto de visitas el equipo ha sido mediocre, como bien demuestran sus números. Por eso, la plantilla rojiblanca se ha conjurado para tratar de sacar un buen resultado este domingo en el Wanda.

Los rojiblancos viajarán el sábado a la capital de España para tratar de reencontrarse con la victoria como visitante ante un rival peligroso. "Vamos a enfrentarnos al Rayo Majadahonda con la ilusión de ganar, pero sumar los tres puntos a domicilio no es fácil de lograr. Ésta es una categoría muy igualada y todos los equipos sabemos que donde te juegas la temporada es en casa. Como local sumas más puntos y ofreces una mejor imagen. Fuera es diferente y el nivel no suele ser el mismo, pero no sólo le ocurre al Almería; yo he estado en otros clubes y ha pasado lo mismo. No tendría por qué ser así, y en nuestro caso es algo a mejorar y trabajamos para ello porque sería una forma de seguir creciendo", apuntaba el gallego en rueda de prensa.

Está claro que si el Almería es capaz de mostrar fuera la actitud que tiene en casa, los resultados deben de acompañar. "Por la línea que llevamos podemos ir a cualquier campo a ganar, y con esa intención afrontamos el partido del domingo. Es el inminente y supone una nueva opción de sumar los tres puntos", pero Real no se fía del rival: "Trata de hacer un buen fútbol y aunque es un recién ascendido a la categoría, la verdad es que se está adaptando bien. Será un adversario difícil y complicado de superar".

Finalmente, el gallego pedía no lanzar las campanas al vuelo pese a este buen comienzo liguero. "Es bonito verse cerca de los grandes y debemos estar contentos por tener una ventaja de seis puntos con el descenso, pero esta es una competición muy dura y se producen vaivenes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios