fútbol liga de campeones

A espantar los fantasmas

  • El Barcelona, pendiente de Iniesta, confía en vencer al Chelsea y vengarse por su última eliminatoria

  • Conte, en los londinenses, se juega la campaña

Ernesto Valverde, durante la rueda de prensa previa al encuentro entre el Barcelona y el Chelsea. Ernesto Valverde, durante la rueda de prensa previa al encuentro entre el Barcelona y el Chelsea.

Ernesto Valverde, durante la rueda de prensa previa al encuentro entre el Barcelona y el Chelsea. / alberto estévez / efe

La duda hasta última hora de Iniesta, recuperándose de un problema físico desde hace diez días, y el futuro de Antonio Conte en el banquillo del Chelsea centran la vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones en el Camp Nou

La clasificación para los cuartos de final de la Champions, por undécimo curso consecutivo, será el objetivo que perseguirá el Barcelona, ante un rival cuya última visita al Camp Nou supuso un terremoto para la institución catalana. Aquel 24 de abril de 2012, el Barça de Pep Guardiola lo tenía todo a favor para remontar el 1-0 con el que el Chelsea llegó al Camp Nou para clasificarse para la final de la Champions.

Ante el Barcelona, que es de los mejores del mundo, hay que estar preparados para sufrir"

De hecho, en 43 minutos tenía el trabajo hecho, después de los goles de Sergio Busquets y de Iniesta y de que el rival se quedara con diez futbolistas por la expulsión de Terry. Lo que pasó después entra a formar parte de las ucronías futbolísticas. Ramires puso el 2-1 antes del descanso y Messi falló un penalti. Fue el partido en el que en tiempo añadido Fernando Torres puso el 2-2 y todo se acabó para los azulgrana.

Se vivirá hoy la resolución de la quinta eliminatoria entre ambos equipos en Champions: dos en octavos, una en cuartos y aquella de semifinales. Servirá, además, para deshacer el empate, ya que ambos han pasado en dos ocasiones.

En lo deportivo, Ernesto Valverde está pendiente de la evolución de Iniesta, lesionado en el bíceps femoral hace diez días y recuperándose desde entonces. La alineación del Barça estará en función de Iniesta y será una incógnita prácticamente hasta el final. También existe la posibilidad de que Valverde se decida por fortalecer la medular y jugar con 4-4-2 o jugar con tres delanteros y apostar por Dembele, que realizó un buen partido en Málaga.

Después de su ajustado triunfo sobe el Crystal Palace en Premier (2-1), el Chelsea afronta una semana trascendental, en la que se juega prácticamente toda la temporada y el futuro de su entrenador, Antonio Conte.

A cuatro puntos de los puestos de Liga de Campeones en el campeonato liguero, las eliminatorias de octavos de Champions ante el Barcelona y de cuartos de FA Cup del domingo frente al Leicester definirán el devenir de su curso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios