Deportes

Las expectativas exponen la limitación de las canchas

  • Las directivas de ambos conjuntos se plantean reformas o construir nuevos estadios

Dos aficionados se fotografían ante la Bombonera. Dos aficionados se fotografían ante la Bombonera.

Dos aficionados se fotografían ante la Bombonera. / j.i.r/efe

La expectativa generada por la histórica final de la Copa Libertadores que desde hoy enfrentará a Boca y River provocó que las directivas de ambos clubes volvieran a plantearse reformar o construir nuevos estadios para ampliar la capacidad para sus aficionados, que acuden puntualmente cada fin de semana a animar a sus equipos.

"Estamos trabajando en las dos ideas. Los clubes argentinos tenemos que tender a que el hincha se sienta cómodo", expresó este viernes el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, en una conferencia de prensa que ofreció en Buenos Aires junto a sus pares de Boca, Daniel Angelici, de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, y de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia.

"Venimos trabajando con el tema del estadio. El año próximo me voy a abocar a llevarle al asociado las propuestas para que sea el que tome la decisión. Hay opiniones distintas: quedarnos en la mítica Bombonera o construir un nuevo estadio", comentó por su parte Angelici.

D'Onofrio citó como ejemplo de una posible remodelación del Monumental al Arena de Gremio, en Porto Alegre, donde justamente River logró la clasificación para la final de la Libertadores. El estadio brasileño fue inaugurado en 2012, tiene una capacidad para albergar a unos 60.000 espectadores y cuenta con un techo corredizo.

"River necesita urgente una remodelación del Monumental porque va a cumplir 80 años y quedó viejo en cuanto a sus estructuras", había dicho D'Onofrio a fines de 2017 al Clarín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios