Deportes

Los fichajes, libres o a préstamo

  • La política de contrataciones se mantendrá en caso de que Alfonso García no venda

  • El perfil será de futbolistas cedidos o sin vínculo contractual, incidiendo en el mercado de Segunda B

Lucien Owona, el último fichaje por el que Alfonso García pagó traspaso, unos 70.000 euros al Alcorcón. Lucien Owona, el último fichaje por el que Alfonso García pagó traspaso, unos 70.000 euros al Alcorcón.

Lucien Owona, el último fichaje por el que Alfonso García pagó traspaso, unos 70.000 euros al Alcorcón. / d.a.

Si a lo largo de las próximos días no se producen novedades respecto a las negociaciones en marcha para la posible venta del club (la Junta del martes 19 sigue revelándose como fecha clave), la política de fichajes variará muy poco de la llevada a cabo por Alfonso García durante los últimos veranos, con un denominador común: adquisición de jugadores con la carta de libertad bajo el brazo o, en su defecto, a préstamo de sus respectivos clubes.

El perfil está marcado y muy claro para los responsables de la Comisión Deportiva, si bien durante el presente verano la idea es apostar más por futbolistas que vengan desde abajo con hambre de triunfar que traer a viejas glorias con escaso o nulo compromiso estilo Tino Costa.

Para acometer ese plan, el secretario técnico de la entidad, Ibán Andrés, ha estado peinando a lo largo del curso los distintos grupos de Segunda B, con la idea de reclutar futbolistas que aporten el empuje y la ilusión que se ha echado de menos en los últimos años, caracterizados por la desidia de los jugadores.

Así lo admitía ayer el propio Ibán Andrés en declaraciones a la radio oficial del club: "Vacaciones para quien las tenga. Estamos trabajando a tope en este periodo de fichajes y valoración de mercado sin parar, viajando para ver play offs y reuniéndonos con agentes para hablar de jugadores. Corona se reúne casi a diario con representantes y viajamos los fines de semana para ver jugadores para el próximo año".

Desde el descenso, la inversión en fichajes ha disminuido vertiginosamente, situándose en 2.420.000 euros en tres años. La fallida apuesta por ascender nada más bajar lo condicionó todo, ya que ese año se desembolsaron 1.350.000 euros en pagar los traspasos de Pozo y Chuli, así como lograr la cesión de Lolo Reyes. Al curso siguiente se abonó medio millón por Fidel y cantidad similar para repescar a Trujillo, pero el curso pasado solo 70.000 por Owona.

Parado no se encuentra el club, pero sí paralizado por los designios de su presidente, que ha alimentado la incertidumbre con sus declaraciones provocando un caldo de cultivo poco aconsejable a la hora de firmar futbolistas, que no ven un proyecto al que atenerse.

Nombres como Undabarrena, centrocampista del Athletic que ya sonó el curso pasado, David Rocha (Oviedo) o Adri Montoro, lateral diestro del Sporting B, ya han saltado a la palestra vinculados a la UDA, pero a día de hoy no hay ninguna operación cerrada. Los primeros fichajes del curso pasado se anunciaron el 5 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios