Deportes

La historia de un reencuentro imposible

  • EL rotura del aductor de su pierna izquierda priva al ex rojiblanco Verza de disputar su derbi más emocional

Verza presiona a un rival en el duelo del Rayo Majadahonda ante el Reus. Verza presiona a un rival en el duelo del Rayo Majadahonda ante el Reus.

Verza presiona a un rival en el duelo del Rayo Majadahonda ante el Reus. / lfp

El reencuentro entre Verza y el Almería no se producirá este domingo en el Wanda Metropolitano. La rotura del aductor de su pierna izquierda, que se produjo contra el Alcorcón en la última jornada, ha privado al centrocampista oriolano de la posibilidad de disputar su particular derbi más emocional y de refrescar las cinco temporadas, cuatro consecutivas y la del último curso cedido por el Levante, y 183 partidos de su pasado rojiblanco.

El de Orihuela está contrariado porque esta lesión interrumpe "la continuidad y el ritmo de competición que había alcanzado en los últimos seis partidos -cuatro como titular-", declara molesto. El presente contratiempo, además, no es nuevo. "Nada más llegar, me lesioné en el aductor derecho". El centrocampista, de 32 años, ha superado los 450 partidos desde que debutó en Primera con el Villarreal y sólo 16 años.

"Tenía ganas de jugar contra el Almería. Era y es un partido especial y gusta jugar este tipo de partidos", confiesa el jugador del Rayo Majadahonda a Diario de Almería en conversación telefónica. "Almería es como mi casa", opina. La frase es tan textual como la propia realidad. "Me compré y conservo un apartamento en la Almadraba de Monteleva, cerca de La Fabriquilla y el Faro de Cabo de Gata. Y quién sabe si volveremos a vivir allí. Echo en falta el clima, todos los amigos y lo bien que se vive allí", admite.

Reconoce que sigue y ve los partidos de la UD Almería siempre que ha podido. Tiene, por tanto, una opinión formada sobre el equipo de FF. "Han juntado gente nueva, joven y con hambre, con jugadores expertos como Esteban Saveljich, que les da poso, o René en la portería. No empezaron bien, pero han formado un grupo bueno y positivo, y es complicado de batir". Se muestra contundente tras su experiencia como rojiblanco del curso pasado. "Ha sido importante y era necesaria renovar el vestuario", opina.

Los majariegos combinan experiencia -su defensa está formado por treintañeros- con inexpertos. "Al ser nuevos y por la dificultad de esta Liga, va a costar un poco adaptarnos, y hemos de ser fuertes en casa y seguir en la dinámica para lograr la permanencia".

Y deja un detalle. "El Wanda tiene unas dimensiones grandes y viene bien a nuestro juego. Tenemos una hinchada fiel pero escasa, y contra Sporting, Oviedo y Extremadura se oía más a sus seguidores que a los nuestros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios