Deportes

Contra la melancolía del fútbol sin goles

  • El Real Madrid encadena más de 400 minutos sin marcar

  • Lopetegui, obligado a mostrar resultados

Julen Lopetegui durante la conferencia de prensa previa al partido. Julen Lopetegui durante la conferencia de prensa previa al partido.

Julen Lopetegui durante la conferencia de prensa previa al partido. / chema moya / efe

El Real Madrid lleva 409 minutos sin meter un gol, un tic-tac que parece eterno para un equipo que ganó las tres últimas Ligas de Campeones. Su último tanto fue hace casi un mes, el 22 de septiembre, y todo apunta a que mañana es el día para poner fin a tamaña sequía.

Los blancos reciben en el Santiago Bernabéu a un rival aparentemente asequible, el Levante, y después de cuatro partidos sin ganar solo les vale la victoria. Es vencer o llevar hasta el extremo la crisis en la que vive desde aquel triunfo ante el Espanyol del 22 de septiembre.

A ese 1-0 le siguieron una derrota por 3-0 con el Sevilla, un empate sin goles con el Atlético y dos tropiezos más, ambos por 1-0, ante el CSKA de Moscú y Alavés. Según han recordado los medios, el Real Madrid está a 87 minutos de igualar la peor racha sin marcar de su historia.

Nada hay más importante en el fútbol que el gol. Un único tanto, aunque sea de rebote y en el último minuto, sirve para cambiar análisis y estados de ánimo. Hacía más de 30 años que el Real Madrid no vivía una sequía tan larga.

El conjunto blanco se despidió este año del mejor goleador del mundo, un Cristiano Ronaldo que era una máquina dentro del área. Tras la salida del portugués, los medios empezaron a hacer cuentas sobre cómo se iban a repartir sus goles entre Karim Benzema, Gareth Bale y Marco Asensio. Tras dos meses de competición y 11 partidos, suman diez goles entre los tres.

"Queremos generar muchas ocasiones e intentar transformarlas, olvidándonos de cosas externas y minutos", señaló en la rueda de prensa el técnico del Real Madrid, Julen Lopetegui. "Queremos sumar los tres puntos que nos pueden llevar a lo alto de la clasificación".

El parón por los partidos internacionales devolvió algo de calma al Real Madrid, pero un tropiezo mañana ante el Levante y con el liderato posiblemente en juego destaparía la caja de los truenos.

Para volver al gol, Lopetegui cuenta con prácticamente toda la plantilla a su disposición, incluido Isco. El centrocampista malagueño fue operado de apendicitis el 25 de septiembre y el bajón de juego del Real Madrid coincidió con su baja. Esta semana ya entrenó al mismo ritmo que sus compañeros y todo apunta a que jugará, aunque sea en la segunda mitad.

"Es un jugador muy importante para nosotros. Ha superado su apendicitis y estoy feliz por ello. Es un efectivo más, muy importante", valoró el técnico vasco.

Isco podría ayudar a disipar la melancolía en la que vive el Real Madrid. El centrocampista tiene regate, desborde y gol, justo lo que tanto añora el Real Madrid. El gol, la esencia del fútbol.

El Atlético, por su parte, acumula tres derrotas en sus tres últimas visitas al estadio de La Cerámica, que lo ponen en alerta al ante un Villarreal en un duelo marcado por las inquietudes de ambos, las que sufre en su casa el conjunto amarillo, sin triunfos aún en esta Liga,y las que este partido provoca siempre en el equipo rojiblanco.

Trece posiciones por debajo del conjunto rojiblanco, el equipo amarillo sólo ha logrado dos triunfos en las primeras ocho citas del torneo, siente la zona de descenso a un mínimo descuido y sólo ha sumado uno de los 12 puntos que ha disputado en el Estadio de la Cerámica.

Valencia y Leganés también se miden en Mestalla en un encuentro marcado por la necesidad de ambos conjuntos de salir de la parte baja de la clasificación y por las condiciones meteorológicas, ya que el partido se jugará tras muchas horas de lluvia sobre Valencia. El Leganés, en descenso, se medirá a un equipo che que tan sólo tiene nueve puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios