El Acta de Vivancos

El mérito de esta plantilla

  • El ascenso sigue ahí cerca, solo hay que aprovechar las oportunidades que esta mini competición brinda

Darwin Núñez festeja con Corpas y Lazo el 1-0 Darwin Núñez festeja con Corpas y Lazo el 1-0

Darwin Núñez festeja con Corpas y Lazo el 1-0 / Javier Alonso (Almería)

A la ruleta rusa. Así se dirimen los choques en esta competición de Segunda. Cuando el Tenerife estaba pagando su esfuerzo de la primera mitad y era un juguete en manos de la UDA, vino la pausa de hidratación, tomaron los visitantes algo de oxígeno, se produjo la expulsión de Balliu y llegó un gol que realmente ni Baraja, técnico chicharrero, lo esperaba. Un inciso sobre la expulsión de Balliu; uno ya ha visto muchas horas de fútbol desde mediados de los 70, y si bien la falta fue evidente, en mis tiempos esto no era roja.

En verdad que el fútbol se está amanerando de más, y se mira con lupa la posibilidad de provocar una lesión según la posición de tobillos o rodillas en ese momento, antes de medir la buena o mala intención de un jugador que, aun llegando tarde, intenta disputar el balón. Volviendo al desarrollo del encuentro, este partido estuvo mejor planteado que el anterior disputado ante el Sporting. Sin embargo, los puntos volaron. Hay algo que llama la atención de primeras en estos últimos envites.

Los conjuntos a los que se enfrenta la UDA están mejor preparados, tanto física como tácticamente. No me quiero imaginar si un técnico en condiciones hubiese manejado esta plantilla desde el comienzo de la temporada. De ahí la calidad del plantel rojiblanco, porque si no este equipo estaría más abajo. En la delantera hay clase, e incluso en el centro del campo, pero la UDA no da impresión de ser un equipo trabajado y compacto.

El caso es que hay que partir de esta base para intentar ascender, en el año en el que el salto a Primera es más asequible, comparado con décadas de clasificaciones históricas de la categoría de plata en la jornada 38. Mientras redacto esta líneas juega el líder, Cádiz, que de los últimos 30 puntos ha logrado 10, si no se cuenta el encuentro ante el Oviedo. Con esto pretendo indicar que el ascenso sigue ahí cerca, solo hay que saber aprovechar las oportunidades que esta mini competición te brinda, como la que marró Lazo a puerta casi vacía justo antes del absurdo penalti cometido por Villalba.

Esa acción, en caso de haberla concretado, posiblemente hubiese sentenciado el encuentro. Me atrevería a decir que Darwin podría haber arriesgado más, provocando un cara a cara con el meta tinerfeño, pero prefirió ceder el esférico. Acciones como esas, pueden decidir no solo un partido, sino todo un ascenso. Dentro de las posibilidades de un equipo con talento, pero escasamente trabajado en todos los aspectos, no se planteó mal la recta final del choque, pero esta vez no salió.

Creo que la mejor forma de explotar las cualidades de esta plantilla es acumulando centrocampistas, como en la primera mitad ante el Mirandés. De esa forma se mitiga la falta de posicionamiento que exhibe la UDA con respecto a rivales inferiores en presupuesto como el Tenerife. Para generar ocasiones y correr al espacio está Darwin, que a su vez haría que los centrocampistas con llegada irrumpieran por sorpresa. Para el choque decisivo de Girona no estará Balliu, una pena, porque hubiese sido pieza clave. Los rivales por el ascenso no se comen a nadie. Hay vida, hay esperanza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios