fútbol liga santander

Antes del parón, Messi

  • El argentino entra en una lista provisional de 19 jugadores para recibir al Betis antes del nuevo parón

  • Quique Setién volverá a hacer rotaciones

Rakitic, en un rondo con Rafinha, Messi y Arturo Vidal (de espaldas), en el entrenamiento de ayer. Rakitic, en un rondo con Rafinha, Messi y Arturo Vidal (de espaldas), en el entrenamiento de ayer.

Rakitic, en un rondo con Rafinha, Messi y Arturo Vidal (de espaldas), en el entrenamiento de ayer. / enric fontcuberta / efe

El Barcelona, con el argentino Leo Messi ya recuperado, recibe esta tarde al Betis con el objetivo de consolidarse en el liderato de LaLiga Santander antes del parón de la competición a causa de los compromisos de las selecciones nacionales.

Messi, y también el defensa francés Samuel Umtiti, recibieron ayer el alta médica tras superar sus respectivas lesiones, aunque sólo el astro rosarino apunta al once titular ante el conjunto sevillano.

Máxime cuando Valverde no puede contar para este partido con el brasileño Philippe Coutinho, que estará entre dos o tres semanas en el dique seco por una lesión muscular, y ha dejado fuera de la convocatoria a Ousmane Dembele. El punta francés no se presentó al entrenamiento del pasado jueves alegando una gastroenteritis y el viernes se ejercitó al margen de sus compañeros.

En su lugar podría tener su oportunidad el brasileño Malcom, autor del gol azulgrana ante el Inter de Milán (1-1), con lo que formaría tripleta atacante con Leo Messi y Luis Suárez.

El resto del once seguramente será el habitual, con la única excepción de la posible entrada del chileno Arturo Vidal para reforzar la medular y dar descanso al croata Ivan Rakitic.

El Real Betis, por su parte, llega a Barcelona dispuesto a recuperar el vuelo en la Liga, en la que su decimocuarto puesto contrasta con su buena trayectoria en la Liga Europa, en la que está invicto y lidera su grupo, y con la ilusión de dar la campanada veinte años después de su última victoria en el Camp Nou, por 1-3 en la 1997-98 y con Aragonés en su banquillo.

El equipo entrenado por Quique Setién, que en el Camp Nou tendrá una buena piedra de toque a su filosofía de fútbol de posesión del balón frente a un grande como el Barcelona que también monopoliza el esférico, lleva cuatro partidos ligueros sin ganar, desde el 30 de septiembre (1-0 al Leganés), por lo que le urge la reacción.

Conscientes de que el feudo azulgrana no es el más propicio -acumula ocho derrotas seguidas y su bagaje es de sólo cuatro triunfos en sus 52 comparecencias en Liga-, los verdiblancos pretenden sorprender al líder y para ello deberán hacer un partido redondo en defensa, meterle más verticalidad a su posesión y, sobre todo, atinar en las ocasiones que creen.

Setién podría incluir en la zaga al brasileño Sidnei, que descansó el jueves, por el marroquí Zou Feddal y repetir con el ex azulgrana Cristian Tello como carrilero derecho -la otra opción es Antonio Barragán al seguir lesionado Francis Guerrero- y con el luso William Carvalho, Sergio Canales y el argentino Giovani Lo Celso en el medio campo. Arriba, es probable que retorne Loren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios