EL ACTA DE VIVANCOS La repercusión de los primeros envites

  • La inmediatez con la que se va a reanudar la competición, sin haber disputado encuentros de preparación, es un factor que podría contrarrestar el referido fondo de armario rojiblanco

Jugadores de la UDA durante el entrenamiento del sábado. Jugadores de la UDA durante el entrenamiento del sábado.

Jugadores de la UDA durante el entrenamiento del sábado. / LaLiga (Almería)

Se me ponen los pelos de punta, los cuatro que me quedan en la testa, de pensar en lo que se nos viene encima; partidos sin solución de continuidad diseñados para los que mejor se adapten al medio. En otras actas he aludido a la importancia de contar con una plantilla amplia, con fondo de armario, no exenta de calidad en la mayoría de sus efectivos, con el objetivo de poder afrontar las diferentes vicisitudes que se presentarán jornada a jornada, o sea, cada tres días. Sin embargo, habría que añadir un factor que personalmente me aterra y que podría contrarrestar el referido fondo de armario, la inmediatez con la que se va a reanudar la competición, sin haber disputado encuentros de preparación. Todo ello podría potenciar un hecho que suele acontecer durante el transcurso de las pretemporadas, el factor sorpresa.

A menudo comprobamos en los albores de la preparación de los conjuntos, allá por el mes de julio y principio de agosto, la cantidad de resultados ilógicos que se suceden, producto del ensamble entre los nuevos integrantes de las plantillas y la puesta a punto a nivel físico, pero en esta ocasión vamos hacia un escenario inédito donde, más allá de la preparación física, va a triunfar el equipo que haya retomado los conceptos básicos con rapidez, porque la única ventaja con la que se parte reside en el mantenimiento de cada plantel y el de su cuerpo técnico, porque hasta ahora ningún entrenador ha sido cesado durante el estado de alarma, y digo hasta ahora. Lo expresado hasta el momento no beneficia a un plantel como el de la UDA, superior en efectivos y en calidad al resto de plantillas de la categoría.

Los nuevos y referidos factores que entrarán en juego puede que minimicen la ventaja de los de JM Gutiérrez, como el hecho de tener a dos jugadores de garantía por puesto o de contar con algún efectivo de vital importancia procedente del filial, como es el caso de Rubén Enri. El primer partido de la reanudación en Albacete previsto para dentro de dos semanas va a ser un choque en toda regla, de sensaciones, de emociones, en definitiva, de una situación ideada para los más cerebrales. Conforme avancen las jornadas, la ventaja de contar con más efectivos puede que sea primordial, pero lo malo sería llegar tarde al momento óptimo, cuando no queden suficientes choques para alcanzar el objetivo.

En una plantilla con tantas opciones de compra como la de la UDA, sobrevuela una circunstancia que no creo que beneficie precisamente al rendimiento de algunos. Me refiero a la inmediatez con la que varias entidades actúan en espera de una rápida respuesta por parte del club rojiblanco. Desconozco la solución a adoptar para calmar las prisas de los clubes de procedencia, pues son varios los integrantes del plantel rojiblanco que pueden resultar decisivos en la liga regular o incluso en las hipotéticas eliminatorias de ascenso, si las disputara la UDA. No creo que Maras o Coric, por poner dos ejemplos, encuentren un remanso de paz mental mientras, a la vez, se les exija poner los cinco sentidos en pos de lograr un objetivo de vital importancia para la UDA de Turki, el ascenso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios