Abengoa Los accionistas destituyen a Urquijo pero los minoritarios no toman el control de Abengoa

Gonzalo Urquijo, durante la junta general de accionistas de este martes.

Gonzalo Urquijo, durante la junta general de accionistas de este martes. / A. G.

Golpe de timón en Abengoa, aunque incompleto. La junta general de accionistas extraordinaria de la multinacional andaluza acordó este martes la destitución del consejo de administración presidido por Gonzalo Urquijo. El presidente sin embargo no ha permitido que se vote la propuesta de un nuevo consejo de administración que presidiría Marcos de Quinto, con lo que los minoritarios agrupados en la asociación Abengoashares no han podido tomar el control de la compañía para asegurar un salvamento de la compañía que no liquide la matriz y rescate a todo el grupo. El cese fue respaldado por el 66,22% de los accionistas representados en la junta y rechazado por el 33,78% presente.

Los propietarios minoritarios forzaron la convocatoria de esta reunión de accionistas ante la negativa de la empresa a darles información y sus sospechas de que el rescate firmado el 6 de agosto y bloqueado porque la Junta de Andalucía no ha participado como exigía el contrato. Abengoshares interpreta que esas sospechas se confirmaron ayer, cuando la empresa respondió a los requerimientos de información del primer orden del día y en los que confirmó que la matriz histórica se encamina hacia la quiebra aun cuando se salve la filial Abenewco 1 y todo el resto del grupo.

La junta se constituyó con la presencia de 28,05% del capital social de Abengoa S. A. De ese accionariado presente, algo más del 18% de la propiedad votó el cese de órgano de administración, frente al aproximadamente 9,4% que lo respaldó. La votación de los puntos que pedía el cese del consejo de administración y el nombramiento de un nuevo consejo, así como una serie de encomiendas a ese nuevo consejo, se produjo, a excepción del nombramiento de nuevos consejeros, que Urquijo impidió votar por contener defectos no subsanables. Todos fueron ganados con amplio margen por los accionistas minoritarios. La imposibilidad de votar el quinto ha hecho imposible que Marcos de Quinto y los otros seis propuestos tomaran el control de la empresa.

Con ello, Abengoa S. A. queda descabezada y sin consejo de administración. La dirección actual convocó el padado lunes para el 21 y 22 de diciembre otra junta general extraordinaria en la que se reduce a tres miembros el consejo de administración y se propone a tres personas con experiencia en administración concursal y liquidación de empresas. En concreto, la composición de este consejo reducido de la histórica matriz que ya tendría un papel testimonial en el grupo estaría integrada por Francisco Prada Gayoso, Joaquín García-Romanillos Valverde, y Alejandro Sánchez-Pedreño Kennaird.

El propio Urquijo dijo en la junta general que la votación crea una situación de "acefalia" pero recordó a continuación que la dirección ya había convocado la junta general extraoridnaria de diciembre y reiteró por dos veces que los accionistas "podrán presentar propuestas alternativas" al consejo propuesto.

El cese de Urquijo y el resto de consejero en Abengoa S. A. no tiene, de momento efecto en Abenewco 1, dado que la filial tiene su propio consejo de administración, integrado por los mismos miembros. Por ello, Urquijo y su equipo siguen controlando el grupo de facto, aunque ya no la matriz y cotizada.

Hoy vencía el nuevo plazo dado por el consejo depuesto para que la Junta andaluza participase en el rescate. Está por ver si Abengoa anuncia, además de los acuerdos de la junta general, alguna novedad al respecto que pudiera decidir el consejo de Abenewco 1.

La reprobación del consejo cesado en relación con su gestión respecto a los acuerdos de reestructuración alcanzados en agosto, por las consecuencias que tiene para la matriz Abengoa S. A., por salir del grupo y perder toda actividad de negocio obtuvo un rechazo algo mayor que la propia destitución, al lograr el 66,72% de los votos a favor y el 33,28% en contra.

Aún más abrumador fue el respaldo al revocación y cese de la política de remuneraciones al consejo de administración que estaba vigente y la restauración de la anterior, que data de junio de 2017, ya que apoyado por el 75,62% del capital presente y sólo rechazado por el 24,38%.

Pese a que Urquijo impidió votar al nuevo consejo, paradójicamente, el presidente ahora cesado sí permitió las encomiendas que el orden del día hace en los puntos del sexto al octavo, que mandatan al futuro consejo que la empresa renegocie un acuerdo de refinanciación, elabore un nuevo plan de negocio y firme acuerdos para que las filiales paguen por el uso de la marca Abengoa. Esos tres puntos también salieron adelante con votos afirmativos superiores al 66% y negativos de poco más del 33%.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios