Economía

Abengoa mejora cifra de negocio y beneficio entre enero y junio

Inauguración de la planta del proyecto A3T, en México. Inauguración de la planta del proyecto A3T, en México.

Inauguración de la planta del proyecto A3T, en México. / M. G.

Abengoa toma impulso tras su segunda reestructuración financiera. En el primer semestre del año, además de anotarse un multimillonario beneficio –2.229 millones– por el efecto contable de esa reestructuración,  la cifra de negocio creció con fuerza y también el beneficio, gracias sobre todo a la puesta en marcha del proyecto A3T.

Más que los beneficios al cierre del primer trimestre (que han oscilado de las ganancias de 4.906 millones en 2017 por efecto de la primera reestructuración financiera acometida, a pérdidas de 100 millones en 2018, a los 2.229 millones de 2019, tras entrar en la contabilidad la segunda reestructuración), las magnitudes que indican una esperanzadora mejoría son las ventas y el beneficio de explotación.

Las ventas alcanzaron los 709 millones de euros, lo que supone un relevante incremento del 28% respecto a junio 2018.

Por lo que respecta al Ebitda, Abengoa se anota de enero a junio 137 millones de euros. Esto es, un incremento del 57% en comparación con el mismo periodo de 2018.

La compañía explica principalmente el crecimiento del Ebitda por la entrada en operación del proyecto A3T y la reducción de gastos generales.

Al hacer públicos los datos del primer semestre de 2019, Abengoa resaltó que sigue “haciendo un esfuerzo importante para la reducción de gastos generales de forma socialmente responsable”. Así, en el primer semestre, estos gastos se situaron en 32 millones de euros, una reducción del 17% frente a los 38 millones de junio 2018.

El resultado neto registró un beneficio de 2.229 millones de euros, como queda dicho por el efecto de la reestructuración financiera “al registrar los nuevos instrumentos financieros a valor razonable”, matiza la compañía que preside Gonzalo Urquijo.

Menos deuda

En la información traslada a los mercados –hecha pública tras el cierre de la Bolsa–, Abengoa explicó que tras el cierre de la reestructuración financiera y la amortización de la deuda New Money 1/3 en abril de 2019, “el endeudamiento financiero bruto se ha reducido en 41% en comparación con diciembre de 2018 y asciende a 3.318 millones de euros, incluyendo 1.220 que corresponden a deuda de sociedades clasificadas como mantenidas para la venta, y 575 de financiación de proyectos”. De los 1.523 millones de euros restantes de deuda financiera corporativa bruta, 731 están registrados a largo plazo y 792 a corto plazo, detalló la multinacional sevillana.

La mejora del negocio está relacionada también con una evolución positiva de la contratación, que ascendió de enero a junio, a 644 millones de euros, gracias a la adjudicación de nuevos proyectos en los Emiratos Árabes Unidos, Chile y España, entre otros países, incluyendo el proyecto de Taweelah, la planta de desalación de ósmosis inversa más grande del mundo con una capacidad de 909.000 m3 de agua de mar por día que garantizará el suministro de agua a la ciudad de Abu Dhabi durante todo el año. El proyecto está valorado globalmente en más de 700 millones de euros al cambio de hoy, aunque la parte que corresponde a Abengoa es de aproximadamente 243 millones de euros en los próximos tres años.

La compañía informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que después de estas  adjudicaciones, “la cartera de ingeniería y construcción asciende a aproximadamente 1.806 millones de euros”.

Además, Abengoa avanzó al mercado que el próximo 15 de octubre la compañía organizará un evento para inversores (Investor Day) en Madrid.

Atendiendo a los distintos segmentos del negocio, la evolución es positiva en cada uno de ellos.

Tanto ingeniería y construcción como la actividad concesional mejoran sus resultados

Las ventas en la actividad de ingeniería y construcción alcanzaron los 546 millones de euros y un Ebitda de 37 millones de euros, frente a los 458 millones de euros y 32 millones de euros respectivamente del primer semestre de 2018. “El incremento en ventas y Ebitda se debe principalmente a mayor ejecución en proyectos de Chile, Marruecos, EEUU y Arabia Saudí, así como la reducción de gastos de estructura”, explica la empresa.

Las ventas de la actividad de infraestructuras de tipo concesional alcanzaron los 163 millones de euros y un Ebitda de 100 millones de euros, mejorando los 94 millones de euros y 55 millones de euros en el primer semestre de 2018. Este aumento de ventas y Ebitda se atribuye, principalmente, a la puesta en operación del proyecto A3T.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios