Economía

Accionistas piden a la CNMV que evite que Urquijo siga actuando en Abengoa

Gonzalo Urquijo, durante la junta general de accionistas del pasado 17 de noviembre, en la que fue destituido. Gonzalo Urquijo, durante la junta general de accionistas del pasado 17 de noviembre, en la que fue destituido.

Gonzalo Urquijo, durante la junta general de accionistas del pasado 17 de noviembre, en la que fue destituido. / A. G.

Los accionistas de Abengoa agrupados en Abengoshares, que promovieron el cese del consejo de administración en la junta general del pasado 17 de noviembre, han solicitado la actuación urgente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con el fin de evitar que los consejeros destituidos sigan actuando desde las filiales para sacar adelante el plan de reestructuración del grupo.

En un escrito al supervisor bursátil, los accionistas solicitan al regulador bursátil que evite la pretensión del consejo cesado en la matriz del grupo, Abengoa S. A. presidido por Gonzalo Urquijo, siga con el plan de reestructuración, que fue rechazado por la misma junta que destituyó al consejo. El plan prevé, entre otras cuestiones, que la participación de los accionistas de Abengoa en la filial Abenewco 1 (sociedad tenedora de los activos y negocios del grupo) se redujera del 100% al 2,7 %.

Abengoa está sin órgano de gobierno desde el pasado 17 de noviembre, pues el entonces presidente de la compañía, Gonzalo Urquijo (que sigue al mando de Abenewco 1), rechazó el consejo de administración propuesto por los accionistas críticos por entender que su candidatura fue presentada fuera de plazo. “Abengoa no tiene consejo pero sí tiene dueños, y los dueños han hablado alto y claro el pasado 17 de noviembre”, según Abengoashares, que exige a los consejeros de las filiales que “no tomen medidas contrarias a los acuerdos adoptados (en junta), recordándoles que deben de rendir cuentas a los verdaderos propietarios”. En su escrito a la CNMV, los accionistas de Abengoashares censuran la “acefalia social” en la que se encuentra Abengoa SA y denuncian que se debe a una decisión “consciente y deliberada” del consejo saliente.

Disputa política

Mientras, desde el ámbito político, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, reclamó ayer “una contribución del Ministerio de Hacienda a través de la Sepi” para afrontar los 20 millones de euros que reclama Abengoa a la Junta de Andalucía. El  Gobierno, argumentó, “tiene una Sepi, que en Andalucía nosotros no tenemos, de ahí la dificultad de desplegar recursos públicos en una empresa en la situación en la que está”.

Sobre el posible traslado de la sede social de Abengoa a la Comunidad Valenciana,  Velasco aseguró que sólo conoce “la información aparecida en la prensa”, en referencia a la presión hecha desde varias administraciones gobernadas por el PSOE para que la Junta evitase ese traslado aportando los 20 millones al rescate. “Nosotros no podemos hacerla”, se reafirmó Velasco.  “Si el Gobierno, en concreto, la ministra de Hacienda (María Jesús Montero) tiene tanto interés en que Abengoa permanezca en Andalucía, en Sevilla, son recursos que le puede hacer llegar directamente la hacienda central a Abengoa”, agregó.

La apelación a Montero provocó la reacción del Gobierno, que recordó que ya aporta 476 millones en la operación de rescate, mediante un préstamo de 50 millones a través del ICO, que además avala 126 millones de los 180 que presta la banca acreedoras, a lo que se unen 300 millones en avales con garantías del Cesce.

Fuentes del Gobierno reiteraron además que si la Junta no participa, el Gobierno tampoco lo hará, como ya publicó este diario: “La apuesta del Gobierno es firme y clara, pero no va a cambiar. Y es la Junta de Andalucía la que tiene que asumir su responsabilidad para que Abengoa ni desaparezca ni se vaya de Andalucía”, afirmaron. El Gobierno no acepta que la ayuda de la Junta se aporte desde la Generalitat valenciana.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios