Nuevas tecnologías

59 millones de euros para iniciar la fiebre del oro virtual en Andalucía

  • Cryptosolartech instalará plantas fotovoltaicas en Sevilla para producir la energía que enviará a 3.000 ordenadores, ubicados en Málaga, especializados en encontrar 'bitcoins'.

Planta de placas fotovoltaicas ya en funcionamiento en Marchena. Planta de placas fotovoltaicas ya en funcionamiento en Marchena.

Planta de placas fotovoltaicas ya en funcionamiento en Marchena. / M. G.

Comentarios 3

Ni se sabe cuántos años hace que el primer político dijo que iba a convertir a Andalucía en la California de España. Un milagro económico respaldado en atraer empresas punteras tecnológicamente gracias a una climatología excepcional y al eterno potencial desaprovechado de la comunidad. Todavía no hay conocimiento del Silicon Valley andaluz. Ni remotamente. Aunque en honor a la verdad, tampoco hay algo similar en otra parte del planeta.

Sin embargo, ahora hay nuevos rayos de esperanza de que Andalucía se asemeje a California. Aunque sea a una versión actualizada del "Estado Dorado" en la edad de la fiebre del oro.

En Andalucía no hay oro, el poco que había ya se lo llevaron los romanos y sus antecesores, pero hay sol. Entre mucho y muchísimo. E infraestructuras del primer mundo. Dos circunstancias que unidas tienen un gran valor para las pocas empresas que se aventuran en el incipiente mundo de la minería de criptomonedas.

Esta conjunción de circunstancias no tan habituales en el resto del mundo ha sido fundamental para que la empresa Cryptosolartech haya logrado en unos meses recaudar 59 millones de euros para poner en marcha el primer complejo minero de extracción de criptomonedas en Andalucía.

"Es un poco difícil de explicar en qué consiste el proyecto porque en España todavía hay poca relación con este tipo de tecnología. Pero nosotros queremos poner a España y Andalucía en primera línea porque en este área ser de los primeros es lo que te permite luchar por hacerte realmente grande", asegura Alain Aguirre, cofundador y CEO de la empresa.

Alain Aguirre, cofundador y CEO de Cryptosolartech. Alain Aguirre, cofundador y CEO de Cryptosolartech.

Alain Aguirre, cofundador y CEO de Cryptosolartech. / M. G.

Sí. Explicar en qué consiste ser un minero moderno del oro virtual que son las criptomonedas no es sencillo. Al menos con conocimientos medios de programación. Pero básicamente es poner a una cantidad variable de ordenadores a funcionar a pleno rendimiento a resolver complejos cálculos que permiten que las transacciones efectuadas en la red con este tipo de monedas son totalmente legítimas.

Es el sistema conocido como Blockchain. Son millones de usuarios los que velan porque el sistema es válido. Una vasto libro de contabilidad que es siempre público. El modo por el que el sistema de criptomonedas se autoprotege, sin necesidad de una tercera parte –bancos, gobiernos o organismos internacionales– que verifique los datos que se registran en él.

Por ese trabajo, cuando se logra hacer con éxito, los minadores reciben una cantidad de dicha moneda virtual. La más conocida es el Bitcoin. Hay un número finito de bitcoins en internet, así que como el oro, cada vez es más valioso localizarlos y llevártelos a la saca.

Un bitcoin vale actualmente 5.650 euros. Hace unos meses valía casi 20.000 euros. Nadie sabe lo que valdrá mañana. Como nadie sabe lo que valdrá mañana cualquier moneda del mundo. Que se lo digan a los turcos estas últimas semanas o a los venezolanos cualquier día del año.

Tan difícil es ahora mismo lograr descubrir un bitcoin en la red, que el problema reside en que la energía que consumen los equipos destinados puede llegar a costar más que el beneficio. Un mal negocio. "China es un país líder en minado de criptomonedas porque usa mucho carbón barato para generar la electricidad que necesitan los equipos –minadores– para conseguir bitcoins u otras monedas de este tipo. Pero se le está acabando. Y, además, el coste medioambiental es enorme", explica Aguirre.

El sol hace que sea rentable generar la electricidad necesaria para minar 'bitcoins'.

Aquí es donde entra el tan querido e inacabable sol de Andalucía. Cryptosolartech ha ofrecido a sus inversores (que ya han destinado 59 millones de euros a través de una venta pública de tokens, que vendrían a ser acciones en este tipo de economía digital) la instalación de plantas fotovoltaicas en Sevilla, que generarán la suficiente energía limpia con la que, en principio, alimentarán a 3.000 equipos informáticos especializados en minar criptomonedas ("las que en cada momento sean más rentables") en una instalación adecuada para tal fin en Málaga.

"Tenemos un contrato con Respira Energía por 15 años, lo que nos permite tener un precio estable por la electricidad que se genere. Además, esta empresa nos garantiza que esa energía esté disponible en Málaga. Esto nos permite generar energía limpia y ofrecer a nuestros inversores seguridad a largo plazo ante la variabilidad del mercado de las criptomonedas. Porque sabemos que habrá vaivenes y oleaje, pero confiamos en que esta es la tecnología del futuro y quien logre surfear la ola buena será el nuevo Facebook o el nuevo Google", sentencia Aguirre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios