Economía

Las dudas de Competencia hacen frenar al AVE con varios operadores

Un tren AVE de Renfe, en la estación de Córdoba. Un tren AVE de Renfe, en la estación de Córdoba.

Un tren AVE de Renfe, en la estación de Córdoba.

La competencia entre varios operadores en el AVE en España echa el freno, precisamente por las dudas que le generan a Competencia. Renfe cuenta con un plazo de diez días para responder a las dudas que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha planteado sobre su plan de negocio y su contrato para seguir explotando las tres líneas AVE que en diciembre se abren a la competencia.

Ese plazo de diez días hábiles comenzó el pasado miércoles, con lo que concluiría el jueves de la próxima semana, según informaron fuentes de Adif. Renfe remitirá sus alegaciones a esta empresa promotora y gestora de la red ferroviaria que, a su vez, será quien las presentará a la CNMC.

No obstante, en este caso, no hay plazo alguno establecido para que Adif mande estas alegaciones al superregulador, ni tampoco para que este órgano se vuelva a pronunciar emitiendo una nueva resolución sobre el contrato de Renfe.

Las dudas que la CNMC planteó hace unos días en la primera resolución que emitió sobre dicho contrato de la operadora pública han llevado a retrasar in extremis la firma de estos contratos, prevista para ayer mismo, entre Adif los dos nuevos operadores que entrarán en la red AVE, la francesa SNCF y la alianza entre Trenitalia y Air Nostrum, que sí recibieron el visto bueno del regulador.

La decisión de posponer la rúbrica en el último momento se toma para dar tiempo a que la compañía pública resuelva las dudas de la CNMC sobre su contrato y este órgano ratifique el mismo, con el fin de que Adif pueda firmar los tres contratos al mismo tiempo.

La principal duda que el órgano que preside José María Marín Quemada sobre el contrato de Renfe reside en la falta de justificación que aporta para que su vigencia supere los cinco años fijados por la ley y alcance los diez años que, en cambio, sí se permiten para los dos nuevos operadores que entrarán en la red AVE.

En concreto, en su primera resolución indica que Renfe no justifica la extensión a diez años por ninguna de las causas que contempla la ley, esto es, por la existencia de acuerdos comerciales, de inversiones especializadas o de riesgos.

Por contra, la CNMC considera que Renfe, a pesar de adjudicarse el mayor paquete de frecuencias en las líneas AVE que se abren a la competencia de los tres en liza (de 86 circulaciones al día), no acometerá un “sustancial incremento de servicios respecto a los que ya presta actualmente”.

Además, señala que la compañía, a diferencia de sus dos nuevos competidores, ya cuenta con trenes para realizar estos servicios, cuenta con una imagen de marca y una red comercial “consolidada”, y afronta menos riesgos por operar otros servicios y líneas.

Los contratos que Adif tiene pendiente de firmar con Renfe y los nuevos operadores SNCF e Isla, la sociedad de Trenitalia y Air Nostrum, son los documentos en los que se concretan, ya con horarios y otras características, las frecuencias y circulaciones que dada una de las tres empresas lograron en las tres líneas AVE que en diciembre se abren a la competencia en un concurso público que Adif llevó a cabo el pasado año.

Los tres AVE donde Renfe tendrá competencia son el AVE a Barcelona, el AVE a Valencia y el que une Madrid con Sevilla, trayecto inicial de la alta velocidad en España.

Renfe logró el mayor paquete de servicios, de 86 circulaciones diarias por cada línea, Ilsa el de 16 circulaciones y SNCF, el de cinco circulaciones.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios