Economía

Ebro Foods gana en los nueve primeros meses del año 114,7 millones, un 15,1% más

Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods. Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods.

Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods. / Juan Carlos Vázquez

Ebro Foods registró un beneficio neto de 114,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 15,1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según informó este jueves  la compañía en un hecho relevante.

Entre enero y septiembre, el importe neto de la cifra de negocio creció un 7,2% y alcanzó los 2.035,2 millones de euros, impulsado por el buen comportamiento de las marcas. El resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 13% hasta 236,8 millones.

El grupo que preside Antonio Hernández Callejas precisó que dichas cifras  no incluyen la contribución de Alimentation Santé en los nueve primeros meses de este año, cuyo resultado se recoge como actividad discontinuada.

La deuda neta, por su parte, se elevó hasta 1.041 millones de euros, 321 millones más que en el mismo período del ejercicio anterior, principalmente por la adquisición de Tilda, que asciende a 342 millones de dólares; la “importante” inversión realizada en ‘capex’ que a 30 de septiembre se sitúa en 107 millones y a cierre de ejercicio se estima en 158 millones, y la aplicación de la NIIF 16, que modifica la contabilización de los contratos de arrendamiento obligando a capitalizar 90 millones.

Con esta evolución, Ebro Foods prevé alcanzar una cifra de negocio de 2.784,6 millones para el ejercicio 2019, un 6,5% superior a la obtenida durante el ejercicio 2018, al tiempo que situará el Ebitda en 340,6 millones, un 11% más.

El beneficio neto, por su parte, alcanzará 159 millones de euros, un 12,4% más que en 2018, mientras que la deuda neta se situará en 1.015 millones, ligeramente inferior a tres veces Ebitda.

“Los resultados consolidados de estos nueve primeros meses y las estimaciones previstas para el cierre del ejercicio ponen de relieve, por una parte, la diligencia del grupo para solventar las dificultades sobrevenidas durante 2018 en su negocio norteamericano, y por otra, la fortaleza de sus marcas, que, en un entorno muy competitivo, refuerzan su liderazgo y posicionamiento”, resaltó la firma.

Ebro Foods cree que 2019 está siendo también un año de “intensa actividad” de crecimiento orgánico e inorgánico, con la adquisición de la compañía Tilda y las inversiones para optimizar la distribución en Francia, la nueva planta de La Rinconada (Sevilla), las nuevas líneas de gnocchi a la sartén en Canadá y la ampliación de la planta de vasitos para microondas en Memphis.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios