La gestión de fondos en el siglo XXI

Europa desarrolla un plan para el crecimiento sostenible

  • Se asume la necesidad de incrementar las inversiones para la renovación de infraestructuras

Europa apuesta por el crecimiento sostenible Europa apuesta por el crecimiento sostenible

Europa apuesta por el crecimiento sostenible

La Comisión Europea está inmersa en un proceso de regulación de todo lo relacionado con la Inversión Socialmente Responsable (ISR) en las empresas de la zona. Para ello viene trabajando, a través de varios equipos de expertos, en el primer Plan de Acción sobre la Financiación del Crecimiento Sostenible. Aquí juega un papel relevante la lucha contra el cambio climático que busca, en este caso, alcanzar una economía respetuosa con el medio ambiente en el objetivo del año 2050.

Atendiendo al Acuerdo de París, se calcula que hasta el 2030 se necesitarán unos 6,2 billones de euros anuales en inversiones para conseguir infraestructuras con bajas emisiones de carbono, desde la energía hasta el transporte pasando por nuevas edificaciones e instalaciones hidráulicas que pretenden limitar el calentamiento global a 2 grados. Lo cierto es que ello implica un esfuerzo que sólo en la Unión Europea supone una inversión extra, respecto al gasto actual, de 180.000 millones de euros cada años hasta el 2030.

En los trabajos que viene realizando la Unión Europea dentro de su Plan de Acción, ya se ha puesto sobre la mesa nuevas directrices sobre la información corporativas relacionada con el clima, que servirá de orientación a 6.000 empresas, bancos y compañías de seguros que operan en la zona. Esta documentación pretende trasladar a estas firmas fórmulas idóneas para que el desarrollo económico vaya en paralelo con el respeto al medio ambiente.

El equipo bien preparado

Este grupo de expertos está trabajando desde julio de 2018. La amplitud del equipo, 35 personas, y la variedad en sus procedencias suponen una clara garantía en cuanto a la calidad del trabajo a realizar. 

Por lo pronto, estos expertos han realizado numerosas acciones de análisis centrados en sectores del transporte, la agricultura y la industria, buscando actividades con bajas emisiones de carbono entre otras cuestiones.

Desde la Comisión Europea se tiene claro que la evolución hacia una economía más ecológica y más sostenible "es beneficiosa para la creación de empleo, para las personas y para el planeta". Se tiene claro que las propuestas incluidas en el Plan de Acción "permitirán a los inversores y a los ciudadanos tomar una decisión positiva para que su dinero se utilice de manera más responsable y en apoyo de la sostenibilidad".

La hoja de ruta de este Plan de Acción plantea, entre otras cuestiones, "establecer un lenguaje común para las finanzas sostenibles, que defina lo que es sostenible y señale los ámbitos en los que la inversión sostenible puede tener mayor repercusión"; "crear etiquetas de la UE para los productos financieros verdes, lo que facilitará a los inversores localizar los productos que cumplen criterios ecológicos o de bajas emisiones de carbono".

Mejorar la información en las empresas

También se busca "aumentar la transparencia de los informes corporativos e integrar la sostenibilidad en los requisitos prudenciales" y "clarificar la obligación de los gestores de activos y los inversores institucionales de tener en cuenta la sostenibilidad en el proceso de inversión y reforzar los requisitos en materia de divulgación de información".

Constata el Plan de Acción que "para lograr un crecimiento más sostenible, todos los miembros de la sociedad deberán desempeñar su papel. El sistema financiero no es una excepción. Reorientar el capital privado hacia inversiones más sostenibles requiere una revisión completa del funcionamiento del actual sistema financiero. Es un cambio necesario si la UE quiere desarrollar un crecimiento económico más sostenible, garantizar la estabilidad del sistema financiero y fomentar una mayor transparencia y el largoplacismo en la economía".

La Comisión Europea asume, también, la importancia que tiene incluir en sus propios presupuestos partidas cada vez más elevadas que permitan alcanzar todos estos objetivos de desarrollo sostenible.

En todo este proceso, entidades como Fundación Mapfre promueven acciones para difundir el conocimiento de las ISR. En su web Seguros y pensiones para todos trata temas como la relación de las ISR con los ODS o los millennials, su historia o su rentabilidad. Se destaca que cada vez son más los pequeños inversores que empiezan a mirar con lupa el destino que se da a su dinero.