Economía El Gobierno planea cerrar todas las centrales nucleares antes de 2030

  • Además, nueve de las catorce centrales térmicas que hay en España serán clausuradas en junio de 2020.

Central nuclear de Ascó, en Tarragona, en 2008. Central  nuclear  de Ascó, en Tarragona, en 2008.

Central nuclear de Ascó, en Tarragona, en 2008. / Jaume Sellart (Efe)

Comentarios 2

El Gobierno no prevé alargar la vida útil de ninguna de las centrales nucleares en España más allá de los 40 años, de manera que se obligará al cierre de todo el parque antes de 2030, según indicó el secretario de Estado de Energía, José Domínguez.

El responsable de este área aseguró que en la decisión de cierre del parque nuclear "va a primar que fueron diseñadas para 40 años", por lo que, aunque se podría prorrogar su vida útil, no es algo que contemple el actual Gobierno. "Lo que sí contemplamos es un proceso de cierre escalonado", añadió.

"Tienen una fecha de diseño de 40 años, pero eso hay que hacerlo compatible con un cierre ordenado y con las capacidades que tenemos en España...hay que hacerlo de la mano del CSN, de acuerdo con las compañías", explicó.

Almaraz, la primera en cerrar

Dentro del parque nuclear español, uno de los reactores de Almaraz cumple los 40 años de vida útil en 2021, y este proceso de cierre escalonada se alargaría así hasta 2028 para los siete reactores existentes en España, cuando alcanza también ese plazo de 40 años la central de Trillo (Guadalajara).

Domínguez destacó que cerrar el parque nuclear es "una decisión social", aunque señaló que hay que hacerlo "de una manera segura y ordenada". "Y eso lleva lustros", añadió al respecto.

Cierre de centrales térmicas

Sobre al carbón, también confirmó que nueve de las catorce centrales térmicas que hay en España echarán el cierre en junio de 2020, tras no haber hecho las inversiones requeridas por la normativa europea en desnitrificación y desulfurización para poder continuar con su actividad, y prevé que las cinco restantes no alarguen su actividad más allá de 2030.

"Lo que nosotros creemos que va a ocurrir, pero no lo estamos imponiendo, es que van a cerrar entre 2020 y 2030 todas. En 2030 no habrá ninguna central de carbón, pero mi vaticinio es que van a cerrar bastante antes de una manera natural, y no porque las cerremos", subrayó.

En concreto, las cinco centrales que el Gobierno prevé que alarguen su vida más allá de 2020 son las de As Pontes (La Coruña) y Litoral (Almería), ambas propiedad de Endesa; Los Barrios -de Viesgo-, y Aboño y Soto de Ribera, las dos en Asturias y propiedad de EDP España.

Sector gasista

Domínguez también consideró que el gas va jugar un papel importante en los primeros años de esta transición como respaldo a las renovables tras la desaparición del carbón, pero subrayó que "si quiere luego seguir acompañando tiene que ser diferente, basado en gas renovable, en hidrógeno". 

De esta manera, señaló que el gas deberá jugar "un papel importante" en sectores como el transporte pesado de mercancías o en el transporte marítimo. "Están ante un reto muy interesante y tenemos en este sentido que evolucionar desde un sistema y un sector basado en los grandes volúmenes de gestión de algo que sabíamos hacer, hacía un sector que maneje menos volumen, algo diferente, con mucha más ciencia y gestión de lo que ha venido haciendo hasta ahora", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios