Economía

Trajano Iberia logra 6,2 millones de beneficio neto en 2018, un 32,5% más

  • La socimi que preside José Moya eleva sus ingresos un 3,9% hasta los 20 millones de euros

El empresario José Moya Sanabria El empresario José Moya Sanabria

El empresario José Moya Sanabria / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Trajano Iberia, la socimi que preside el empresario andaluz José Moya Sanabria, cerró el ejercicio de 2018 con un crecimiento del beneficio neto del 32,5% respecto al año anterior, tras alcanzar los 6,2 millones de euros, según consta en la memoria anual de la compañía.

2018 es el primer ejercicio completo en el que los cinco activos que componen la cartera de Trajano Iberia han aportado ingresos a la cuenta de resultados.  El valor de mercado de esos activos es a cierre de ese ejercicio de 335 millones de euros, un 14% superior al valor de la inversión, incluyendo los gastos y el capex.

La socimi tuvo unas rentas brutas de 20 millones de euros, con un incremento del 3,9% respecto al ejercicio anterior,

El Ebitda recurrente –que excluye los extraordinarios– fue de 16,5 millones, un 6% más que los 15,6 millones de 2017.

El apalancamiento financiero de la compañía a cierre de 2018 es del 42%, calculado como deuda financiera neta de caja respecto al valor de los activos.

Los cinco activos inmobiliarios de Trajano Iberia son el edificio Echevarría de Bilbao, el centro comercial Nosso Shopping en Vila Real (Portugal), el edificio Manoteras 48 en Madrid, la plataforma logística Plaza Zaragoza, y el centro comercial Alcalá Magna, en Alcalá de Henares. Todos ellos tienen una rentabilidad bruta que va del 4.5% al 6,5%.

En conjunto, la socimi Trajano Iberia cuenta con 150.909 meros cuadrados de superficie bruta alquilable y tiene una ocupación del 99%. Esto supone que tiene una diversficación entre la actividad de centros comerciales, oficinas, centros logísticos y locales comerciales a pie de calle.

Entre los últimos inquilinos incorporados se encuentran SopraMercadona, la primera en Manoteras y la cadena de supermercados que preside Juan Roig en Alcalá Magna.

El dividendo, de 0,63 euros por acción, crece un 29% respecto al del ejercicio anterior

La distribución de los ingresos brutos por activo se distribuye entre el 35% que aporta Alcalá Magna, el 26% de Nosso Shoping, el 16% que aporta Plaza Zaragoza, el 13% de Manoteras y un 7% para el edificio de oficinas de Bilbao, al que hay que sumar otro 3% de ingresos por locales comerciales del mismo inmueble.

José Moya, en la carta que como presidente del consejo de administración ha dirigido a los accionistas, resalta que en el ejercicio de 2018”se ha llevado a cabo una política activa de gestión que ha permitido asegurar la generación de valor sobre los activos”. Esa política activa de gestión incluyó la reforma del centro comercial de Alcalá de Henares.

En esa línea, Moya expresa que “el consejo de administración está muy satisfecho de los logros conseguidos”, que se han materializado en un dividendo bruto de 0,63 euros por acción, lo que supone un incremento del 29% respecto a los 0,49 euros brutos por título que se repartieron en 2017.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios