Málaga

Unicaja Banco adelanta dos años la concesión del 40% del beneficio neto para dividendos

  • La Junta General de Accionistas ha aprobado esta mañana las cuentas de 2018

  • Se dará un dividendo de 3,8 céntimos por acción, un 76% más que el ejercicio anterior

  • El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, afirma que continúan avanzando en el proceso de fusión con Liberbank

La Junta General de Accionistas de Unicaja Banco celebrada hoy La Junta General de Accionistas de Unicaja Banco celebrada hoy

La Junta General de Accionistas de Unicaja Banco celebrada hoy

Unicaja Banco ha conseguido adelantar dos años su previsión de destinar el 40% del beneficio neto a la concesión de dividendos. En su salida a Bolsa, en junio de 2017, señaló que dedicaría ese porcentaje en el año 2020 pero podrá cumplirlo con los resultados de 2018, según apuntan desde la entidad, "por la calidad del balance y los niveles de solvencia". En este sentido, la Junta General de Accionistas ha aprobado esta mañana la concesión de 3,8 céntimos por acción, lo que supone un aumento del 76% respecto al dividendo entregado en el ejercicio anterior. Según ha comunicado Unicaja Banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el pago del dividendo tendrá lugar el 10 de mayo. El último día de negociación de las acciones con derecho a participar en ese reparto será el 7 de mayo. La acción de Unicaja Banco ha cerrado esta tarde en el parqué madrileño a 0,9975 céntimos, un 1% más.

La Junta General ha dado luz verde a las cuentas anuales de 2018, que contemplan un beneficio neto de 153 millones de euros, un 10,2% más que en 2017, una reducción del 22% de los activos no productivos (en casi 1.000 millones de euros) o una ratio de capital ordinario de primer nivel (CET 1) del 15,4%, un nivel de solvencia por encima de lo exigido por la Unión Europea

La aprobación de las cuentas es uno de los puntos básicos de una Junta General de Accionistas, pero en la jornada de hoy se han tratado más temas de interés. Sobre la mesa está la fusión con Liberbank y, según han indicado desde Unicaja Banco en un comunicado de prensa, el presidente del banco andaluz, Manuel Azuaga, ha señalado a los asistentes que continúan avanzando en el proceso y que estos contactos tienen lugar en el marco del análisis de potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos los accionistas de la entidad.

Otro de los temas del día ha sido la adaptación del número de miembros del Consejo de Administración, que ha pasado a estar formado por 12 personas tras la renuncia en diciembre pasado de Eloy Domínguez-Adame. En estos momentos hay dos consejeros ejecutivos, cinco dominicales y cinco independientes, de los cuales un 41,6% son mujeres tras las últimas incorporaciones de Ana Bolado, María Antonia Otero y Teresa Sáez. 

El 2018 ha sido el primer año en el que Unicaja Banco ha cotizado en Bolsa todo el ejercicio y, entre los principales hitos, finalizó definitivamente en septiembre la integración de EspañaDuero desde el punto de vista jurídico, tecnológico y operativo, por lo que ya son una única entidad. “2018 ha sido el primer ejercicio completo que hemos vivido como entidad cotizada, un año en el que los análisis y pruebas de resistencia evidencian la solidez de Unicaja Banco y su posicionamiento para afrontar escenarios y retos futuros”, ha destacado Azuaga, quien ha resaltado el “intenso trabajo que realiza nuestra entidad, que le permite estar preparada y adaptarse a las nuevas exigencias regulatorias” que puedan afectar al sector.

Azuaga también ha subrayado que las entidades bancarias se mueven en un contexto complejo, marcado por los ciclos económicos o la regulación bancaria, y junto al consejero delegado de Unicaja Banco, Enrique Sánchez del Villar, ha presentado a los accionistas el comportamiento del plan de negocio que el banco se fijó entre 2017 y 2020. 

La eficiencia es uno de los aspectos claves de ese plan de negocio, máxime en un contexto de intereses bajos y fusiones, por lo que Unicaja Banco firmó el año pasado un acuerdo con los sindicatos para promover bajas. Desde la entidad se ha indicado que se consiguió cerrar ese pacto que se fundamenta en prejubilaciones y bajas indemnizadas durante los tres próximos años. 

Otro punto básico es el plan comercial puro y duro. Sánchez del Villar ha asegurado que el objetivo es diversificar el negocio y ha apuntado que las nuevas operaciones de crédito a pymes y particulares crecieron un 21% en 2018. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios