Provincia de Cádiz

La plantilla de Ditecsa teme por su futuro en los astilleros

  • CCOO y UGT FICA anuncian protestas si Navantia no garantiza la calidad del servicio en el nuevo contrato

Concentración de los trabajadores de Ditecsa, la empresa de mantenimiento de Navantia. Concentración de los trabajadores de Ditecsa, la empresa de mantenimiento de Navantia.

Concentración de los trabajadores de Ditecsa, la empresa de mantenimiento de Navantia.

Las federaciones de UGT FICA y CCOO han expresado su temor ante la inminente adjudicación del contrato de mantenimiento de los astilleros de la Bahía, que entrará en vigor a partir del próximo día 1 de octubre. Al corte final han llegado Ditecsa, que lleva al frente de la concesión durante los últimos 20 años con unos 100 empleados en la actualidad, y una UTE que aún no está constituida. Y tanto CCOO como UGT, así como el propio comité de empresa de Ditecsa, han mostrado su inquietud ante la posibilidad de que Navantia no garantice la calidad del servicio y se deje llevar por una oferta "por debajo del mercado", que merme la fiabilidad del servicio y también las condiciones laborales de la plantilla. Como primer paso, los empleados de Ditecsa se han concentrado en la puerta de su centro de trabajo en señal de protesta, y desde CCOO y UGT han dejado claro que no descartan adoptar todo tipo de medidas, incluidos los paros, "si Navantia no asegura el empleo y la calidad del servicio".

Ditecsa, tras sortear las turbulencias de la crisis, ha aprobado un plan de viabilidad financiera para los próximos 5 años, soportado, entre otros contratos, por el de Navantia, compañía con la que ha colaborado durante dos décadas sin incidencias. Si ahora perdiera el contrato de mantenimiento de los astilleros, no sólo peligraría el futuro de su plantilla en la Bahía, también el conjunto de sus actividades.

Ante esta posibilidad, tanto desde su comité de empresa como desde UGT FICA y CCOO han querido mostrar en las últimas horas "nuestra preocupación respecto a la adjudicación del contrato de mantenimiento para el próximo periodo". Lo que llama poderosamente la atención, a su juicio, es que Navantia, por primera vez, sopesa la idea "de poner dicha actividad en manos de una unión temporal de empresas de nueva creación". "No nos consta que este tipo de contratos se adjudique a una UTE, por el riesgo que implica para garantizar el servicio, así que no entendemos cómo esta condición no se tuvo en cuenta en la valoración del pliego de condiciones".

El comunicado, los dirigentes sindicales también muestran su extrañeza a la vista de que la pretensión de Navantia es ejecutar dicho contrato con el mismo número de trabajadores que aún está en vigor, sin tener en cuenta que la carga de trabajo ha aumentado considerablemente en los astilleros. "Hay un sentir generalizado de preocupación creciente e incertidumbre porque la actividad se ve incrementada un 20% y no se ha tenido en cuenta la ampliación de personal, con lo que entendemos que esto tendrá una repercusión directamente proporcional en cuanto a la merma de las condiciones sociales y de trabajo del conjunto de la plantilla de Ditecsa", advierten.

Por todo ello y, "como aviso a navegantes", aseguran que, "llegado el caso, ponemos en alerta a la dirección de Navantia del riesgo que todo esto supone, y no dudaremos en dar los pasos pertinentes y utilizar las herramientas necesarias para la defensa de nuestros derechos y de la calidad de la actividad en el servicio". Desde UGT resaltan, en la misma línea, que "la UTE quiere mantener las tres factorías con 68 personas cuando en la actualidad somos alrededor de 100, aun cuando hay poco trabajo". Con ello, sospechan que "con este tipo de contratos y estas ofertas el objetivo no sea otro que abaratar costes a costa de los trabajadores y de la seguridad en los centros".

Para los responsables de CCOO y UGT, "como empresa pública, Navantia ha de tener más criterio sobre las licitaciones, y máxime tratándose de una cuestión tan importante en la actividad de los astilleros". "Navantia -añaden en su comunicado- debe velar por la calidad del servicio y por el cumplimiento de los plazos en la carga de trabajo existente, así como salvaguardar los acuerdos actuales y desconfiar de aquellas ofertas que se dan, como parece ser, por debajo de mercado, las cuales nos hacen pronosticar que el servicio está en riesgo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios