Guerra comercial

Los productores de aceituna piden a Bruselas que recurra a la OMC los aranceles

  • La Comisión Europea descarta respuestas de forma inmediata y esperará a que se pronuncie la Comisión de Comercio Internacional, aunque actuará si se mantienen

Un trabajador, en su cincuentena, observa las aceitunas que acaban de traer unos agricultores. Un trabajador, en su cincuentena, observa las aceitunas que acaban de traer unos agricultores.

Un trabajador, en su cincuentena, observa las aceitunas que acaban de traer unos agricultores. / Javier Albiñana

Comentarios 1

Los productores de aceituna de mesa andaluces, en su mayoría sevillanos, seguirán luchando por mantener sus exportaciones a EEUU, por más que saben que si los aranceles anunciados en la tarde del pasado martes se consolidad no podrán conservar ese mercado.

Por ello ayer, desde Bruselas, el secretario general de la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa), Antonio de Mora, confirmó a este periódico que han trasladado a la Comisión Europea la necesidad de que la UE recurra los sobreprecios acordados por el Departamento de Comercio de EEUU ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) cómo mejor vía para anular esta práctica proteccionista puesta en marcha por la Administración de Donald Trump.

La respuesta que recibió el principal colectivo que agrupa a los productores de aceitunas sevillanos y andaluces, según sostuvo Asemesa, es que la Comisión va a seguir presionando a EEUU para que se retracte y elimine los aranceles impuestos hasta que falle la Comisión de Comercio Internacional (CTI), que tiene previsto expresar su criterio a finales del mes próximo. Si este organismo resuelve a favor de los intereses españoles, los aranceles impuestos quedarán sin efecto, tanto los aplicados para combatir el dumping como los que se han fijado por considerar las ayudas de la PAC incompatibles con la normativa de la OMC.

Poco después de que De Mora explicase esta posición de Bruselas, el portavoz comunitario de Comercio, Daniel Rosario, durante la rueda de prensa diaria de la Comisión, detalló la hoja de ruta que va a seguir el ejecutivo comunitario para luchar contra unos aranceles que calificó como “inaceptables”, antes de tildarlos de “medida proteccionista” contra un producto europeo “popular” entre los consumidores estadounidenses, según informó Efe.Rosario explicó que Bruselas no tomará medidas de represalia automáticamente como sí hizo con los gravámenes al acero y al aluminio hace pocas semanas, ya que esta medida aún no está ratificada por la CTI de Estados Unidos, la encargada de anunciar una decisión final al respecto el próximo 24 de julio.

En caso de que la CTI coincida con el análisis de la investigación del Departamento de Comercio, que determinó que este producto incurre en competencia desleal, se impondrán las medidas antidumping y de derechos compensatorios contra la aceituna negra española. “La Comisión considerará actuar a la luz de esa decisión”, explicó el portavoz.

Además, Rosario aseguró que la Comisión “ha defendido vigorosamente” los intereses de los productores europeos de aceitunas y ha cooperado con las autoridades españolas desde el inicio de la investigación en Estados Unidos el pasado verano.

“Está claro que la decisión ya ha llevado a las autoridades estadounidenses a imponer aranceles preliminares que son duros y que tendrán un impacto en los productores españoles, especialmente, en la región de Andalucía, donde esta actividad tiene una importancia significativa económica y socialmente”, dijo.

Preguntado por el potencial impacto mayor de los aranceles, que podrían poner en cuestión el conjunto del sistema de subvenciones de la Política Agraria Común (PAC), Rosario subrayó que “son muy conscientes de las posibles amplias implicaciones” de la decisión.

“Por eso, la Comisión se ha involucrado tan activamente en el procedimiento y seguiremos haciéndolo. Esperaremos a la decisión final y después actuaremos de forma acorde”, declaró el portavoz.

El secretario general de Asemesa, Antonio de Mora, reconoció que en todos estos meses ha detectado “mucha preocupación” en la Comisión Europea, aunque reconoció que la presión ejercida desde Europa ha sido insuficiente para impedir estos sobreprecios tan altos. De hecho, lejos de eliminarlos, EEUU los aumentó aún más.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos dictaminó el martes pasado que la aceituna española se ha vendido en ese país por debajo de los precios del mercado y subsidiada por el Estado español, por lo que acordó la imposición de aranceles.

Como informamos en la edición de ayer, Comercio establece un arancel medio de del 34,75%, distribuido en un 20% por dumping y otro del 14,75% por los subsidios de la PAC. Para la Administración Trump, los exportadores de aceituna españoles han estado vendiéndolas a entre un 16,88% y un 25,50% menos del precio que considera “justo” en Estados Unidos y afirmó que “España está proveyendo subsidios compensatorios a sus productores de olivas a cuotas que van desde el 7,52% al 27,02%”. 

De Mora recordó ayer que las exportaciones de aceituna –verde y negra– a EEUU suponen el 10% del total de ventas al exterior, unos 32 millones de kilos de los más de 320 que se comercializan fuera de España. El peso relativo de las aceitunas negras es del 21%, del total de exportaciones. según detalló el secretario general de Asemesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios