Economía

Dos de cada tres programas usados en Andalucía son piratas

  • La comunidad se sitúa a la cabeza de España en piratería informática y pierde 104 millones al año · El Linux se erige en vía de entrada de las versiones ilegales

Comentarios 15

Andalucía está al nivel de Jordania, Colombia o Marruecos en términos de piratería informática. Y es que el uso de programas ilegales en la región supera con creces la media española y europea, y se sitúa en cifras similares a las de "países del tercer mundo, que nada tienen que ver con el grado de desarrollo de la comunidad", explica Luis Frutos, presidente del Comité Español de BSA (Business Software Alliance), organización que agrupa a la industria del software.

Así, según un estudio presentado ayer por BSA, dos de cada tres programas informáticos usados en Andalucía son ilegales, lo que coloca a la comunidad a la cabeza de la piratería nacional, 17 puntos por encima de la media española -con un índice del 60% frente a uno del 43%- y el doble de la media europea -del 33%-. Una situación que causó pérdidas de 104 millones de euros en 2007, el 15% de las generadas en España, e impidió que Andalucía registrase un negocio de 173 millones ese mismo ejercicio frente a los 69 millones reales.

Pero, ¿qué hace a Andalucía especialmente vulnerable a este fenómeno? El estudio de BSA apunta a varios factores. "Mientras más pequeña es la empresa, más propensa a la piratería", indica Frutos. Así, el extenso tejido de micropymes de la región es un punto en favor de la práctica. "Los empresarios creen que estos programas les acarrearán un ahorro, pero están metiendo al caballo de Troya en sus enseñas, ya que los equipos se quedan bloqueados, se pierden horas de trabajo y se lastra su agilidad y productividad", insiste.

Asimismo, las regiones en las que se usa mucho el software libre, como el Linux -la gran apuesta de la Junta de Andalucía y también de la de Extremadura-, "se percibe un mayor índice de piratería", añade, ya que se utiliza como "coartada" para introducir posteriormente otro tipo de sistemas operativos ilegales. "Nos parece bien que la Junta apueste por el Linux como forma de extender la Sociedad de la Información, pero debería haber controles más intensivos para evitar que sea una vía de entrada de versiones ilegales", sentenció.

Por otra parte, los expertos subrayan la menor sensibilización de los andaluces hacia la propiedad intelectual. "Los nórdicos, sin embargo, sienten mucho más respeto por estos temas, ya que saben que detrás de un CD o un programa informático hay I+D, empleo y riqueza", defienden. Sin embargo, en Andalucía el 40% del canal de distribución hace oídos sordos. "Hay que trabajar para profesionalizar a los intermediarios; son una puerta abierta al software ilegal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios