Elecciones municipales

Vox hace alcalde a un Gabriel Amat que revalida el cargo entre lágrimas

  • Los tres ediles de la formación de Santiago Abascal dan el "sí" en la investidura y presumiblemente entrarán en el Gobierno Municipal

Comentarios 4

Fulgurante. Así se ha desarrollado el pleno de Constitución de la que es la nueva corporación municipal en Roquetas de Mar con Gabriel Amat encarando su séptimo mandato como alcalde, y tal y como se venía especulando en las últimas horas, con los votos de los tres ediles de Vox para su investidura fruto de un presumible acuerdo por el que la formación verde entraría en el Gobierno Municipal, aunque este hecho aún no está confirmado oficialmente.

En un salón de plenos de plenos abarrotado, al igual que el hall del mismo, donde el Ayuntamiento instaló dos grandes pantallas para seguir el desenlace de la sesión, se constituía con puntualidad británica la Mesa de Edad con María Dolores Moreno como edil más joven asumiendo la encomienda de vocal, y el propio Gabriel Amat como presidente por ser el mayor de la Corporación. Uno a uno fueron pasando y jurando la constitución los 25 escaños que componen en plenario roquetero en el que hay muchas caras nuevas.

Media hora más tarde del inicio se llegaba al momento clave. Primero se dieron a conocer las candidaturas, donde se quedaban por el camino Para la gente después de que Juan Pablo Yakubiuk renunciara a ser investido en virtud de un acuerdo para la suma de representatividad en el plenario con el Partido Socialista y Vox, donde José Ignacio Cerrudo tan solo facilitó la negación sin más no explicación alguna al respecto.

Así, Gabriel Amat conseguía la Alcaldía con 14 votos, los de su partido más los tres concejales de Vox; ocho el socialista cabeza de lista, Manolo García, los suyos más los dos de Para la gente; y por último Ciudadanos con tres, cuyos ediles se votaron a sí mismos.

Cinco minutos después, un Gabriel Amat muy emocionado, que necesitó de unos segundos para reponerse y jurar el cargo, se convertía en alcalde de Roquetas de Mar. En sus primeras palabras, poco antes de dar por concluido un pleno en el que no hubo ninguna polémica, Amat dejaba claro que independientemente del apoyo con el que había contado: “Yo hoy sería alcalde de Roquetas de Mar. Es lo que han querido los vecinos y la democracia”. Al tiempo, quiso agradecer a todos los presentes, decenas de vecinos del municipio, su presencia en este solemne acto, y les prometió “lealtad y esfuerzo para que los ciudadanos de Roquetas tengan más y mejores servicios”.

En los próximos días se terminará de configurar un equipo de Gobierno Municipal en el que la factura que se cobrará Vox parece ser su entrada con algunas concejalías, y que según este Diario estarían relacionadas con los ámbitos de Turismo y Playas; Comercio y Consumo; y Gestión Tributaria, que engloba áreas como Recaudación y Catastro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios