2011 Elecciones

Los partidos que desconocen el sillón

Ideologías minoritarias, las que para muchos se convierten en el 'voto inútil' y que en estos días no han estado tan preocupadas en cerrar los interventores en las mesas electorales como los partidos mayoritarios; en total son seis los partidos que concurren en la actualidad en la capital a las elecciones municipales, con más ilusión que espectativas de voto y con una nota en común, carecen de experiencia política en el hemiciclo plenario que es desde donde se rigen los designios de la ciudad y donde mejor podrían poner en marcha su proyecto político.

Es es el objetivo de seis de las formaciones que concurren en la capital a la Alcaldía, con mayor o menor espectativas de apoyo y que pretenden adentrarse y formar parte de la gestión municipal y así, condicionar y marcar las líneas líneas de actuación dirigidas a la defensa de la naturaleza, de los animales, de los interesas de algunos colectivos o sectores de población o ideológicos.

Por orden de aparición en la Circunscripción electoral de Almería, tras el Partido Popular encabezado por Luis Rogelio Rodríguez; Izquierda Unida, con Rafael Esteban como primero en la candidatura; llega el partido con mayor vocación "almeriensista", la Agrupación y Unión para el Prograso de Almería, con Julen Apoita Bilbao como cabeza de lista y que ha sido uno de los pocos candidatos que aprovechaban las primeras horas del periodo electoral para poner cartelería en las calles de la capital, no sólo con la figura del primero de la lista, sino también de quienes le siguen en la candidatura.

Posteriormente, tras el PSOE que encabeza Juan Carlos Usero, llega el Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal (PACMA), con una candidatura liderada por Cristóbal Miranda López. La lista número siete está liderada por Francisco López Ramón, de la Unión Vecinal Almeriense, los vecinos de los barrios de Levante unidos para reivindicar las necesidades más allá del río.

Para Los Verdes-Andalucía Ecológica vuelve a repetir al frente de la candidatura Annette Hauer, que en esta campaña ha recibido un importante por parte de líderes de la formación de tendencia ecológica de los países donde cuenta con mayor presencia en las administraciones.

El Partido Andalucista (con Pedro Ruiz como número uno) que obtuvo dos únicos concejales en la Corporación 1991-1995 con el alcalde socialista Fernando Martínez, se encuentra la candidatura número nueve; seguida de la última, la liderada por Manuel Martínez Amate para Democracia Nacional.

Partidos con una diferencia ideológica de 180 grados, las propuestas de los otros, los que en muchas ocasiones son acusados de restar votos a la formaciones en cabeza o, incluso, de convertirse en votos para el partido mayoritario a través de los parámetros de reparto de escaños. Entre ellos, hay ideologías y organizaciones muy distintas. Unos son partidos locales, otros nacionales o internacionales con mayor o menor independiencia en cuanto a tendencias, con preocupaciones y objetivos muy distintos; la mayoría disconforme con el bipartidismo reinante en las instituciones. Unos obtienen unos cientos de votos y aspiran a conseguir algún concejal en la localidad tras años de trabajo y otros, un total de cuatro de las diez listas que se presentan en la capital, llegan para iniciar un trabajo mucho más allá de estos comicios, puesto que es la primera vez que se presentan en la capital y su objetivo prioritario es empezar a darse a conocer para próximas citas electorales. Con todo, uno de los puntos en común para todos es una queja; los problemas de financiación (todo sale de su bolsillo) y, casi siempre, de la falta de visibilidad en los medios de comunicación. Los partidos pequeños sobreviven gracias al esfuerzo, vocación y dinero de los militantes; puesto que en campaña, el gasto mínimo no suele ser menor a los 3.000 o 4.000 euros. Lo único gratis, las cuñas de 30 segundos en los medios públicos. Hace ya semanas que buena parte de las candidaturas minoritarias comenzaron con la tramitación para poder contar de dichos espacios informativos. Su objetivo es hacerse hueco en la conciencia social, vecinal o ecológica de los votantes y poder arrancar el máximo número de votantes a los partidos que desde la llegada de la democracia y los primeros comicios en 1979 se han alternado en el poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios