Anxo Pérez Rodríguez | Emprendedor y escritor superventas "He desmenuzado la manera en la que el cerebro aprende"

"He desmenuzado la manera en la que el cerebro aprende" "He desmenuzado la manera en la que el cerebro aprende"

"He desmenuzado la manera en la que el cerebro aprende" / juan carlos muñoz

Comentarios 0

Quizás es porque nació en Finisterre, por lo que Anxo Pérez Rodríguez -que prefiere no decir en qué año nació- decidió un día no poner límites en su vida. Con 15 años emigró a EEUU, donde fue traductor para el FBI o el presidente Barack Obama. De vuelta a Europa trabajó para la ONU. Tiene cinco títulos universitarios. Es icono del éxito polifacético y habla nueve lenguas. Esa característica es su fórmula de éxito, creó una empresa on line -8Belts.com- para aprender idiomas en 8 meses y de su método ha hecho una saga de libros best-seller de autoayuda.

-En pocos años ha sido premiado varias veces como emprendedor de éxito. ¿Pero 8Belts.com es un negocio con éxito?

-Claro. Lo que a mí más me ha ayudado a crecer ha sido 8Belts.com, en muy pocos años pasamos de uno a cien empleados, con crecimientos anuales del 400% en la facturación hasta estabilizarnos en unos tres millones de euros.

"Intento ser coherente. No voy de gurú de nada. Cuento claves que me funcionaron para tener éxito"

-Y no sólo en España, ¿no?

-Estamos presentes en 50 países. Nuestra metodología es algo que no existía en todo el mundo. Un día me llamó Eric Schmidt [presidente ejecutivo de Google] para citarme en Madrid y conocernos porque consideraba que no existía nada a nivel mundial equiparable a nuestra metodología y quería conocerla más. Respecto a un producto que te ayuda a aprender un idioma, no creo que haya mucha gente que le haya dedicado más tiempo que yo. He desmenuzado la manera en la que el cerebro aprende y ése es el motivo del éxito .

-¿Cualquiera puede aprender idiomas con su método?

-La respuesta es sí. La locura de lo que hemos creado es que hemos parametrizado el aprendizaje. Y con ello podemos predecir el día en que una persona ha aprendido el idioma, por ejemplo el inglés. El sistema se basa en un algoritmo matemático inteligente, que aprende de tu forma de aprender.

-¿Entonces no hay un método, sino uno por persona?

-Claro. Hay una metodología detrás que aplica una ruta por cada persona. Las preguntas que te hace están cien por cien personalizadas; esto es muy bueno. Una de las claves de la enseñanza en el siglo XXI es la asimilación. No cuánta información llega al cerebro, sino cuánta retiene. Nuestro sistema impide olvidar la información. Es la clave del éxito. El sistema tradicional está hecho no para retenerla, sino para olvidarla.

-¿Cuando lo ideó pensó en emprender o sólo ayudar?

-Yo no quería emprender. A mí me iba bien y nunca pensé en crear una empresa. Lo hice para mí, cuando aprendí chino y regalaba la metodología a quienes estaban allí. Entre los propios chinos se hizo popular que existía un español que tenía una forma que te permitía aprender el idioma diez veces más rápido que con el sistema tradicional. A partir de ahí me di cuenta de que tenía una bomba. Y creamos la metodología para inglés, porque era lo que se demandaba en España.

-¿Pero sí se ha convertido en un negocio?

-Sí. Y da de comer a muchas personas.

-¿Por qué decidió dar el salto a escribir libros de autoayuda, que son superventas?

-Es cierto que yo me dedico a mil cosas. La gente me pregunta qué soy: escritor, conferenciante, músico, emprendedor, asesor... Si ningún padre debería renunciar a ninguno de sus hijos, ningún soñador debería renunciar a ninguno de sus sueños.

-¿No teme que su imagen de emprendedor de éxito se deteriore porque se le considere un vendedor de humo, como a algunos autores de ese tipo de libros?

-[Sonríe] Si alguien me quiere tildar así, yo no puedo evitarlo. Pero normalmente el que vende humo es el que no ha hecho nada. Intento ser coherente. No voy de gurú de nada. Simplemente cuento claves que a mí me han funcionado y los resultados que he obtenido. Y si le ves valor a esos resultados, a lo mejor también le encuentras valor aplicándolo para ti. Creo en la humildad. El éxito siempre viene con fecha de caducidad.

-En cambio, hace poco escribió en Twitter que usted llevaba varios años viviendo el mejor año de su vida.

-Claro, pero añadí que al principio pensaba que era cuestión de suerte y después me di cuenta de que era cuestión de actitud. No sé si es que cada año era mejor o es que yo me he acostumbrado a verlo así.

-Pero no siempre vienen bien dadas a todo el mundo.

-Exactamente. A eso me refiero. Si es el mejor año de tu vida solamente porque va todo perfecto, entonces eso está abocado a acabar. Pero si es el mejor año de tu vida porque tú aprendes a verlo de esa manera, puede serlo cada año. Yo empecé a escribir porque en una conferencia alguien dijo que la historia que contaba merecía ser escrita. Hice el libro y en 50 días se convirtió en el más vendido de España. El método 88 peldaños ha creado un antes y un después en el desarrollo personal, prefiero definirlo así. Y gente de todo el mundo me para y me dice que le cambié la vida. Y sólo puedo decir gracias.

-Centrados en el emprendimiento, ¿su método garantiza éxito en los negocios?

-No. Da claves sobre decisiones que conducen al éxito y otras al fracaso. Y eres libre de escoger cuál tomas. Cada emprendedor tiene que tener su propia idea. Yo le diría que no busque triunfar, que busque aprender.

-Escribió que el mayor problema para un emprendedor es que le pregunten por su próximo proyecto. ¿Cuál es el suyo?

-Mi próximo proyecto es disfrutar de éste.

-¿Respuesta de manual?

-Nunca lo había dicho. Es genuina, cien por cien para esta entrevista. [Ríe]

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios