España

Chaves cree que la imagen de España se fortalece con el 'caso Haidar'

  • Para el vicepresidente tercero, el Ejecutivo trata de resolver "de forma intachable" un problema ocasionado por otro Gobierno.

Comentarios 21

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, insistió en que el Ejecutivo no estima oportuna la intervención del Rey para dar una salida a la situación de la activista saharaui Aminetu Haidar y destacó que tiene la "responsabilidad" de "preservar la figura y la proyección exterior e interior del jefe del Estado".

En declaraciones a Telecinco, fue preguntado si entonces el Gobierno desea preservar la imagen del Rey por si fracasara su mediación. A lo que respondió: "Simplemente yo creo que no es oportuno en estos momentos. Si el Gobierno viera la oportunidad de que el Rey tuviera que intervenir no habría ningún inconveniente pero no lo veo oportuno".

Dicho esto, recordó que la política exterior es competencia del Gobierno según establece la Constitución que deja a su Majestad la posibilidad de "complementar" y "estar a disposición" del Ejecutivo en esta materia.

Por otra parte, el vicepresidente tercero considera que la imagen de España se "fortalece" y gana prestigio ante la comunidad internacional al tratar de solucionar un "problema" como el de la activista saharaui Aminetu Haidar que "ha provocado otro gobierno". Así, defendió que la gestión del Gobierno respecto a este asunto es "intachable" e "impecable".

Al ser preguntado si la imagen de España queda deteriorada a las puertas de la presidencia de la Unión Europea en enero de 2010, a lo que sentenció: "Todo lo contrario. La posición de España se fortalece y se prestigia por tratar de solucionar un problema que no es suyo".

Prueba de ello, dijo, es que la UE, la ONU y Estados Unidos se han dirigido "fundamentalmente" al Gobierno de Marruecos a cuyas autoridades han pedido que colabore de forma "decidida" en buscar una solución a la situación de Haidar. Dicho esto defendió que el Gobierno español ha adoptado una actitud intachable tanto desde el punto de vista político como humanitario.

En el eje político, destacó que está realizando "todas las gestiones diplomáticas del mundo" para dar solución a un "problema" que tiene su origen en una decisión del reino alauí respecto a una ciudadana que tiene pasaporte marroquí. En materia humanitaria, hizo hincapié en que se ha ofrecido el status de refugiado político, la nacionalidad española al tiempo que se ha tratado de que "se incorpore a su familia al sitio a donde vive". EL GOBIERNO NO HA INCUMPLIDO LA LEY DE EXTRANJERÍA

Tras criticar que Marruecos "ha abandonado" la "obligación" que tiene con una ciudadana con pasaporte marroquí, aseguró que el Ejecutivo español en ningún momento ha incumplido la legislación vigente y si Haidar "entró es porque podía haber entrado" dentro de sus fronteras y "puede ser por una razón humanitaria".

Tras lamentar que Marruecos no haya dado por el momento una "respuesta positiva" en busca de una salida para el caso Haidar, cargó contra el PP por "tratar de aprovechar cualquier tema" para hacer oposición". "Empieza a tirar la piedra y esconder la mano", remachó. 

Finalmente cuestionado sobre la información de la prensa marroquí que indica que el Gobierno argelino está detrás de la situación de la activista, concluyó que el Ejecutivo español "no entra" en estas informaciones. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios