Coronavirus El Gobierno prohíbe los desahucios y las subidas de los alquileres

  • Los autónomos y pymes podrán prorrogar el pago de hipotecas de los locales de actividad económica

  • Se aprueba una prestación por desempleo para las empleadas del hogar que se hayan quedado sin trabajo o hayan visto reducir sus ingresos

  • El Ejecutivo arbitra créditos para pagar el alquiler, a cero interés y a pagar en un máximo de 10 años

Los ministros de Economía, Hacienda y Asuntos Sociales. Los ministros de Economía, Hacienda y Asuntos Sociales.

Los ministros de Economía, Hacienda y Asuntos Sociales. / EFE

El Consejo de Ministros de este martes ha aprobado un nuevo paquete de ayudas económicas y sociales, destinadas en esta ocasión a paliar las necesidades de los hogares afectados por la pandemia del coronavirus y el parón laboral que conlleva. Son medio centenar de medidas. La ministra portavoz, María Jesús Montero, lo ha explicado así: "La casa familiar, el hogar, se ha convertido en la pieza clave de esta sociedad". Junto a Montero han intervenido en la rueda de prensa la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y el de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias. El decreto llega justo en el día en que se hace efectivo un parón general de la actividad económica del país.

Alquileres

Las nuevas medidas de protección de los inquilinos son tres. Se prohíben los desahucios durante seis meses; se prorrogan de modo automático todos los contratos de alquiler que caducan durante estos días, de modo que no haya negociaciones o imposiciones de alza del precio y se establece una moratoria para las hipotecas de autónomos y pymes de sus locales comerciales.

Esto último es similar a lo que se aprobó en el segundo paquete de medidas económicas para los particulares, una demora autorizada de un mes en el pago de la vivienda de uso habitual. Según ha explicado el vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, a esta demora pueden acceder los autónomos que han cesado en su actividad y quienes han visto bajar sus ingresos de modo drástico.

Las suspensiones de los desahucios y la prórroga de los contratos se extenderá seis meses más sobre el final del confinamiento actual.

El Gobierno también abre una línea de microcréditos para pagar los alquileres a las personas con problemas, a un interés cero y con un plazo de devolución máximo de 10 años. Estos créditos, que gestiona el ICO, se solicitarán en las entidades bancarias habituales, y éstas recibirán el dinero del Estado. En principio se firmarán para devolver durante seis años y prorrogable a cuatro más. 

En el caso de los propietarios de pisos de alquiler, si éstos son dueños de uno o dos viviendas, no sufrirán pérdida de renta. Sí los grandes tenedores, como inmobiliarias, entidades financieras o fondos, que harán una quita del 50% de las deudas de alquiler. "No es lo mismo una pareja de jubilados que reciben una pensión baja y que la complementan con la renta de un piso o un local que han comprado tras toda una vida de trabajo que alguien que tenga quince o veinte viviendas alquiladas o un fondo buitre con miles de viviendas y locales", ha defendido Pablo Iglesias.

El vicepresidente ha dicho que el Estado se hará cargo de las deudas de quienes no consigan acceder a ninguna de las ayudas decretadas este martes.

Además, las empleadas del hogar que están dadas de alta en la Seguridad Social podrán cobrar una prestación si han visto perder sus empleos o si han sufrido una disminución de los ingresos. También habrá una ayuda de 440 euros para los trabajadores temporales que no tienen derecho a una prestación. 

La ministra Montero cree que este nuevo paquete de medidas cubre todas los principales problemas económicos de todos aquellos que han visto perder sus ingresos, o parte de ellos, a causa de la pandemia. Montero ha querido subrayar el esfuerzo que están haciendo durante estos días los funcionarios de los Ministerios: "Se está legislando de noche y de día". 

Pablo Iglesias ha hecho mención a lo sucedido durante la crisis económica que se abrió en 2008, al contraponer las medidas sociales con aquellas que no se adoptaron entonces. Tanto él como Nadia Claviño han defendido la necesidad de haber llegado al cese de la actividad económica. "No contrapongan salud y economía", ha subrayado Calviño.

No obstante, la vicepresidenta económica se ha aliado con Montero, quien en todas sus ruedas de prensa trata de calificar el cese de actividad como una suerte de Semana Santa ampliada. "No hemos parado la actividad, sino la movilidad", ha resumido Nadia Calviño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios