España

Gritos, insultos y amenazas contra Arrimadas en Vic

  • Decenas de independentistas increpan a la candidata de Cs y a varios diputados naranjas mientras pasean por la localidad barcelonesa

Inés Arrimadas sonríe ante una de las manifestantes que protestó ayer por su presencia en la localidad barcelonesa de Vic. Inés Arrimadas sonríe ante una de las manifestantes que protestó ayer por su presencia en la localidad barcelonesa de Vic.

Inés Arrimadas sonríe ante una de las manifestantes que protestó ayer por su presencia en la localidad barcelonesa de Vic. / Quique García / efe

Comentarios 13

Los diputados del grupo de Ciudadanos en el Parlament, encabezados por su líder y cabeza de lista por Barcelona a las elecciones del 28 de abril, Inés Arrimadas, recibieron insultos de decenas de personas mientras paseaban y luego atendían a los medios en la Plaza Major de la localidad barcelonesa de Vic, tradicional feudo electoral de las fuerzas soberanistas.

Durante su paseo por las calles de la localidad, la nutrida comitiva de diputados -acompañados por los periodistas que los seguían- apenas escuchó algún insulto desde lejos, pero una vez en la Plaza Major aproximadamente medio centenar de personas se congregó a su alrededor para comenzar a proferirles insultos.

"Mala puta", "Puta España", "Fuera" o "Visca Terra Lliure" son algunas de las expresiones que profirieron a los diputados naranjas en el Parlamento catalán. "¿Os imagináis la dictadura ideológica que significa el separatismo en tantos municipios de España?", preguntó Arrimadas en su atención a los medios, y añadió "Esto se va a acabar. Ya está bien de tener a fascistas que nos atacan, esto se va a acabar en cuanto Albert Rivera sea presidente".

Según Arrimadas, "este país no se merece estar dirigido por aquellos fascistas que agreden e insultan y que quieren echar de determinados pueblos a los constitucionalistas". Y además condenó que el separatismo quiera, aseguró, "imponer su relato y su ideología en Cataluña" y no "deje expresarse a la gente". "Vamos a hacer lo que el Gobierno de Sánchez no hace: defender la libertad hasta en el último rincón de España", sentenció.

Entre los miembros de Cs que pasearon por Vic estaban el portavoz en el Parlament, Carlos Carrizosa, y los candidatos números tres y cinco por Barcelona al Congreso, José María Espejo-Saavedra y Carina Mejías, respectivamente.

Los dirigentes del partido naranja respondieron con gritos de "libertad" a los insultos recibidos mientras que las personas concentradas cantaron Els Segadors, himno de Cataluña, y pidieron la libertad de los presos del procés.

La escena se produjo concretamente en el centro de la plaza Major, llena de lazos amarillos, pancartas con la imagen del ex president Carles Puigdemont y una de grandes dimensiones con el lema "Us volem a casa" (Os queremos en casa).

"Es una auténtica vergüenza que PP y PSOE hayan dejado que el Estado desaparezca de Cataluña", reiteró Arrimadas, quuein aseguró que Cs "no sólo es capaz de ganar en las urnas" al independentismo sino también de "quitarles todos sus privilegios absurdos". Desde su cuenta de Twitter, Albert Rivera, candidato de Ciudadanos a La Moncloa, se refirió a estos hechos: "Los totalitarios nacionalistas insultan, amenazan y acosan a Inés Arrimadas y otros compañeros de Cs en Vic. Campan a sus anchas porque se creen impunes. Cuando gobernemos se aplicará la Constitución y se respetará la libertad en cada pueblo de España".

No es la primera vez que los dirigentes de Ciudadanos se enfrentan a protestas de este tipo en sus viajes de campaña. El dirigente estatal y candidato a la Presidencia estuvo hace unos días en la localidad guipuzcoana de Rentería acompañado por Maite Pagazaurtundua -candidata a las europeas en su lista- y fue recibido con insultos y una protesta en la que la Ertzaintza tuvo que cargar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios