Sevilla

Marlaska se reúne con el hijo del policía sevillano asesinado por ETA

  • José Miguel Cedillo le planteó al ministro de Interior "la necesidad extrema" que tienen las víctimas "de segunda generación con secuelas acreditadas" del reconocimiento de la ley de solidaridad

El hijo de Cedillo se reúne con el ministro Marlaska. El hijo de Cedillo se reúne con el ministro Marlaska.

El hijo de Cedillo se reúne con el ministro Marlaska. / EP

El sevillano José Miguel Cedillo, hijo de Antonio Cedillo Toscano, policía nacional asesinado por ETA junto a otros tres agentes el 14 de septiembre de 1982 en la localidad guipuzcoana de Errenteria, mantuvo el pasado miércoles una reunión con el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, donde le planteó "la necesidad extrema" que tienen las víctimas "de segunda generación con secuelas acreditadas" del reconocimiento de la ley de solidaridad.

En un comunicado difundido por Huérfanos de ETA en nombre de Cedillo, el huérfano de ETA ha asegurado sentirse "esperanzado y confiado" en que ésta sea la ocasión en la que "este cabo suelto del Estado ante la disolución y desaparición de ETA llame la atención del Gobierno y de los partidos en el Congreso".

"En mi caso llevo 36 años de retraso desde el atentado cruel que acabó con mi padre y que me ha venido generando las secuelas que me imposibilitan una vida normalizada al mismo nivel que el resto de personas de mi generación", ha apuntado Cedillo, quien ha añadido que desde que se produjo el atentado "ha habido muchas cosas mal hechas", como por ejemplo, "la falta de celo en la búsqueda, persecución y enjuiciamiento" de aquellos que mataron a su padre y que "acabó permitiendo que el caso prescribiera sin más".

Según él, "ahora es el mejor y único momento posible" para que los huérfanos de ETA sean "tenidos en consideración" como los niños de los 80 a los que les "arrebataron" a sus padres y que hoy son "adultos que han crecido con secuelas y dificultades para poder desarrollar su vida".

Cedillo ha agradecido la atención del ministro Marlaska, quien respondió con una llamada a los pocos días de su nombramiento a la carta abierta que le envió a través de las redes sociales y en las que le pedía "que no siguiera el camino" de sus antecesores Fernández Díaz y Juan Ignacio Zoido, que se tomara como propio "el reconocimiento, la dignidad y la reparación que los huérfanos necesitan".

Igualmente ha agradecido "la atención" prestada por Marlaska, quien "conocía" su situación y "los más de seis años en que se viene luchando porque las palabras justicia, dignidad, reconocimiento y reparación no suenen a hueco ante la necesidad real del colectivo".

De igual forma, se ha mostrado "esperanzado y confiado" en que dicho reconocimiento "pueda salir adelante" por el interés puesto y transmitido por el ministro tanto en sus pronunciamientos públicos como en el seno de la reunión mantenida hoy. "Necesitaba escuchar ese compromiso en persona", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios