Cataluña

Puigdemont afirma que ya está"acostumbrado a ser perseguido por España"

Puigdemont en L'Alguer

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha afirmado este sábado que ya está"acostumbrado a ser perseguido por España", tras haber salido este viernes de la prisión en la que estaba detenido desde el jueves.

"Estoy acostumbrado a ser perseguido por España, pero el final es siempre el mismo: soy libre y voy a continuar luchando", ha dicho en declaraciones ante los medios en Cerdeña (Italia).

El ex presidente ha mantenido su agenda del sábado un día después de salir de la prisión, y está citado el 4 de octubre por las autoridades judiciales italianas para la primera vista sobre su extradición.

Reunión en Alguer

El ex presidente catalán Carles Puigdemont se ha reunido en Alguer con el presidente de Cerdeña, Christian Solinas, y el alcalde de Alguer, Mario Ponoci, a la espera de la llegada a la isla del presidente del Gobierno catalán, Pere Aragonès, y del vicepresidente, Jordi Puigneró.

Aragonès y Puigneró viajaron en barco y, auque estaba previsto que llegaran a Porto Torres a las 12.00 horas, han llegado más tarde

Puigdemont fue detenido el jueves en Alguer por una orden del Tribunal Supremo español, aunque el viernes la Justicia italiana le permitió salir de la cárcel sin medidas cautelares y con libertad de movimiento.

Este sábado ha participado en un encuentro internacional organizado por la asociación Adifolk, al que tenía previsto asistir y que fue la causa por la que se había trasladado a la isla desde Bruselas.

Puigdemont permaneció algo menos de un día en la cárcel de Bancali en la ciudad de Sassari, hasta que pudo salir el viernes después de las 17:00 horas, cuando el Tribunal de Apelación de Sassari decidió que no le iba a imponer medidas cautelares de ningún tipo ni restricciones de movimiento.

La vista del viernes, en la que Puigdemont participó de forma telemática, sirvió para decidir si convalidar la detención y la aplicación o no de medidas cautelares, pero la Corte tiene todavía que determinar si existen razones para su entrega a España.

Para esta decisión, se ha fijado una primera audiencia el 4 de octubre en el Tribunal de Sassari.

Su abogado en Italia, Agostinangelo Marras, afirmó el viernes que Puigdemont tiene intención de asistir, pero fuentes cercanas explicaron que puede participar por videoconferencia y si no estuviera físicamente presente en territorio italiano, el tribunal establecerá "no lugar a proceder" y terminará el procedimiento judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios