España

Al Qaeda se atribuye el secuestro de los tres cooperantes en Mauritania

  • El Gobierno da validez a la grabación de la rama magrebí de la red de Ben Laden y está a la espera de contactar con los captores · Los terroristas darán a conocer por carta las condiciones de la liberación

Comentarios 1

La organización terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) se responsabilizó ayer del secuestro en Mauritania de los tres cooperantes españoles, perpetrado el pasado 29 de noviembre. En la atribución, recogida en una grabación reproducida por la cadena de televisión qatarí Al Jazeera, el grupo terrorista aseguró también que mantiene retenido a otro cooperante francés secuestrado en Mali el pasado 25 de noviembre.

El mensaje fue leído por una persona que se identificó como Salab Abu Mohamed, portavoz de AQMI. Según Al Jazeera, Abu Mohamed aseguró que su organización enviará sendas cartas a los gobiernos de España y Francia con las condiciones para liberar a los cuatro rehenes.

Los tres cooperantes españoles, Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez, fueron secuestrados a unos 150 kilómetros de Nuakchot, cuando viajaban en un convoy por la carretera que une la capital mauritana con Nuadibú, la ciudad más importante del norte del país. Formaban parte de la ONG de Barcelona Acción Solidaria y se encontraban en Mauritania con motivo de la Caravana Solidaria organizada para repartir material escolar y medicinas a organizaciones de Mauritania, Senegal y Gambia.

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, explicó en Bruselas que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) analizó la autencidad del comunicado y confirmó que el Ejecutivo le da total "credibilidad". "Ahora hay que esperar", manifestó Moratinos en una rueda de prensa al término de una reunión de ministros de la UE.

En su comparecencia, señaló que la organización terrorista aún no ha establecido ninguna comunicación con el Gobierno, tal y como anunció que haría en su comunicado. "Todavía no ha habido contacto, y a partir de ahí seguiremos trabajando como estamos haciendo desde el principio para la liberación de nuestros nacionales", explicó el ministro, que pidió "discreción y tranquilidad" para liberar a los retenidos.

Fue el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien al día siguiente del secuestro apuntó sus sospechas hacia AQMI. Desde que se conoció el secuestroo, el Gobierno creó una comisión compuesta de un equipo técnico y otro político.

Precisamente fue este comité el que dio credibilidad a la reivindicación de Al Qaeda en el Magreb Islámico. "El Comité Técnico, que ha trabajado desde primera hora de hoy -por ayer-, da credibilidad a esta reivindicación" hecha por la red terrorista "minutos antes de las siete de la mañana", a través de "una grabación de audio" difundida en la cadena Al Jazeera en la que se "menciona explícitamente el nombre de los secuestrados", informó el Ejecutivo a través de un comunicado del Ministerio de Exteriores.

A través de esa misma nota, el Gobierno precisaba que, aunque la rama en el Magreb de la red de Ben Laden "anuncia la próxima remisión de mensajes de los respectivos gobiernos" español y francés para adelantarles las presuntas reclamaciones de los terroristas, en la atribución grabada en audio "no se especifican las condiciones de la liberación". Según la misma nota, el Gobierno procedió a informar de la grabación a las familias de los tres cooperantes.

En cuanto al ciudadano francés, se trata de Pierre Camatte, de 61 años, trabajador de una ONG francesa que fue secuestrado por tres individuos armados en un hotel de la localidad de Menaka, unos 1.500 kilómetros al noreste de Bamako, la capital maliense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios