Coronavirus Illa insiste en que se avecinan "semanas muy duras" porque la segunda ola "es ya una realidad"

En directo: el ministro Illa informa de las nuevas medidas contra el coronavirus acordadas con la Comunidades Autónomas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido a la población "no engañarse" con la situación de la incidencia del coronavirus en España porque vienen semanas "muy duras" ya que hay "transmisión comunitaria" en varias zonas de España.

En una rueda de prensa junto a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, y al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, Illa ha vuelto a recordar que tanto España como Europa están inmersas en una "segunda ola" de contagios de la Covid-19.

Este jueves se han registrado 20.986 casos de Covid-19, de los que 7.953 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, en comparación con los 6.114 registrados el miércoles, elevándose la cifra global de personas infectadas por coronavirus a las 1.026.281.

"Los datos que hemos dado a conocer siguen reafirmándonos en que la situación es de muchísima preocupación, porque están incrementando diariamente los casos de contagio. Afrontamos semanas muy duras, no nos engañemos, y esto va a seguir siendo así porque la segunda ola ya no es una amenaza, sino que es una realidad", ha señalado el ministro de Sanidad.

Por ello, Illa ha pedido a la población estar "en alerta y en guardia" para doblegar la curva de contagio, la cual "se puede doblar". Además, el ministro ha asegurado que esta preocupación la comparten también los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas, como así se lo han hecho saber en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), celebrado este miércoles y en el que se ha aprobado un documento que establece cuatro niveles de alerta con medidas de actuación frente al coronavirus.

Del mismo modo se ha pronunciado Simón, quien ha destacado que "España se sitúa en los 348 casos por 100.000 habitantes, lo que es una incidencia muy por encima de los objetivos de mayor riesgo que estábamos marcando en todos los protocolos, tanto a nivel europeo como nacional", ha explicado Simón.

Por tanto, ha advertido de que todo hace prever que la tendencia de contagios va a seguir en aumento en los próximos días, comentando que la tasa de positividad se sitúa en el 12,2 por ciento, cuatro veces superior a los umbrales que marca la Unión Europea.

Simón dice que no hay "riesgo inminente" de colapso en los hospitales

Sin embargo, Simón ha asegurado que no hay riesgo inminente de colapso de los hospitales, aunque ha reconocido que le preocupa que la expansión de contagios de la Covid-19 pueda limitar la actividad rutinaria de los centros, como sucedió en marzo. Ha asegurado que le preocupa el incremento progresivo de ingresos, que han elevado la ocupación en los hospitales al 11,8 % y en las UCI al 21,85 %.

"Si se toman medidas para controlar los contagios, hay capacidad para absorberlos (a los pacientes con Covid)", ha manifestado Simón, al insistir en que "el control de casos está siendo imperativo para evitar que la pandemia impacte de forma importante en el sistema hospitalario".

No hay un consenso amplio para aplicar el toque de queda

Con respecto al roque de queda, Illa ha reconocido que "no hay todavía un consenso amplio", por lo que la medida se seguirá valorando con la comunidades autónomas en futuras reuniones del Consejo Interterritorial. Illa ha precisado que hay una comunidad autónoma que ha pedido formalmente la aplicación de restricciones a la movilidad nocturna, que se valorará, que es Castilla y León, y otras se han manifestado a favor, pero no ha detallado cuáles. Poco después de la rueda de prensa la Comunidad Valenciana ha anunciado que trabaja para implantar uno en la región.

Illa ha dicho que cada consejero ha manifestado "con mucha franqueza" su opinión sobre el toque de queda y ha explicado que no se ha estudiado cuál es el instrumento jurídico adecuado para implementar esta medida, por lo que el debate se ha centrado en si era o no adecuada: "Nos hemos emplazado para seguir valorándola", ha manifestado.

Simón defiende aplicar el toque de queda

Por su parte, Fernando Simón se ha mostrado partidario de aplicar el toque de queda porque, a su juicio, puede favorecer el control de la transmisión del coronavirus, que se está produciendo en su mayoría en unos ambientes "concretos".

"Hemos controlado la transmisión entre los temporeros, en los ámbitos de mataderos y empresas cárnicas y se ha conseguido evitar que la vuelta al colegio tenga un impacto excesivo en la evolución de la pandemia. Ahora la transmisión se produce en ambientes concretos que hacen que limitar la movilidad nocturna pueda favorecer el control de la transmisión", ha zanjado Simón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios