La crónica

Campaña sucia, campaña santa

  • El PSOE lleva a la Fiscalía la parodia del PP sobre el Falcon de Pedro Sánchez al haberse utilizado unas fotos de sus hijas

  • Una cofradía malagueña llama a Casado, Rivera y Abascal para que no asistan al traslado legionario del Cristo de la Buena Muerte 

Comentarios 26

Sostiene Pablo Casado que al "laboratorio de Ferraz" no se le ha escapado que la Semana Santa cae en plena campaña electoral. Si se trata de movilizar, tampoco le conviene al PSOE estas medias vacaciones en mitad de la campaña. Pedro Sánchez acabó el mitin del jueves en Dos Hermanas, viajó a Madrid y, de allí, a Castellón. Ya no volverá a Andalucía hasta después del Domingo de Resurrección. Sí lo harán Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, aunque ninguno de los tres podrá asistir al traslado por parte de la Legión de la imagen del Cristo de la Buena Muerte en Málaga por el deseo expreso de su cofradía. A partir de este domingo, media España asiste a las procesiones y la otra media se marcha de vacaciones.

Es la campaña santa, pero también ha comenzado la campaña sucia. El PSOE ha llevado a la Fiscalía una campaña de las Nuevas Generaciones del PP porque, en su distribución en las redes sociales, se ha utilizado una imagen de Pedro Sánchez con su esposa y sus dos hijas en una playa de Ibiza. Viajes Falcon es la idea de los jóvenes del PP, una parodia de agencia de viajes que utiliza el avión oficial de la Presidencia del Gobierno para denunciar lo que entienden como un uso inapropiado de la nave por parte de Sánchez. Nuevas Generaciones ha abierto una oficina de la agencia en la misma calle Ferraz, a apenas 90 metros de la sede socialista.

La campaña del Falcon ha sido viralizada en las redes con ayuda de los seguidores del PP, pero uno de éstos, que se presenta como vocal de los populares en Chamartín, ha lanzado una fotografía de Sánchez con sus hijas en biquini en la playa ibicenca; eso sí, antes de ser presidente del Gobierno. El PP se ha desmarcado de esta última acción, pero el PSOE la ha presentado ante la Fiscalía por el posible uso de la imagen de los menores, que aparecen con las caras pixeladas. Además, la ha denunciado ante la Junta Electoral Central. Según el PSOE, el PP ha atravesado "la línea roja".

En el video de la campaña, Nuevas Generaciones recuerda cómo el presidente ha utilizado el avión para trasladarse en unas vacaciones a Canarias, a un concierto en Benicassim o a la boda de un cuñado en La Rioja. Ninguna campaña ha estado exenta de polémicas de este tipo, pompas de jabón que revientan a las pocas horas, pero lo que sí entraña bastante gravedad es lo que está sucediendo con algunos actos en Cataluña y otros con Vox, incluso fuera de esta comunidad. Rocío Monasterio, candidata por Madrid, tuvo que refugiarse en un local el miércoles en Segovia al verse envuelta en un altercado con jóvenes radicales y seguidores de su partido. El jueves en Barcelona, le ocurrió algo parecido a la candidata popular Cayetana Álvarez de Toledo y la eurodiputada Mayte Pagazaurtundúa, que ahora se presentará por Ciudadanos después de pasar por UPyD.

La repercusión de la Semana Santa sobre el resultado electoral es del todo incierto; como mucho, puede afectar a la participación, pero lo probable es que sólo alivie la presión de los mensajes sobre la opinión pública. Algunos candidatos seguirán haciendo campaña en Andalucía durante estos días. En Málaga, la Congregación de Mena ha comunicado a los líderes del PP, Ciudadanos y Vox que no vayan el jueves al traslado legionario del Cristo de la Buena Muerte. Su hermano mayor, Antonio de la Morena, ha explicado que algunos lo entendieron "a la primera y otros, a la segunda".

Ya el año pasado, cuatro ministros de Mariano Rajoy asistieron al desembarco legionario en la Semana Santa malagueña, la cofradía tramitó 150 credenciales, pero este año ya iban por las 300. Los de Mena han evitado, eso sí, otra foto como la de la plaza de Colón, pero con legionarios y un cruxificado. Quizás sea por eso por lo que Casado intuye que el "laboratorio de Ferraz" había previsto la Semana de Pasión cuando se convocaron las elecciones. 

Ciudadanos ha explicado que Rivera no tenía previsto ir a este traslado, aunque sí pasará el Jueves Santo en Málaga con su familia. El PP también ha indicado que Casado, que estaba en Málaga ese día, con la agenda vacía, tampoco iba a ir. Será que los de Mena habrán sido demasiado previsores y se han adelantado al temer que el acto confesional se convirtiese en otro de propaganda electoral.

A diferencia de Pedro Sánchez, Rivera sí estará hoy en Sevilla y la semana entrante en Granada y Málaga. Abascal viaja a Granada y Casado está pendiente de llenar el hueco del jueves en Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios