La crónica

Pedro Sánchez cambia de estrategia en mitad de la campaña

  • El candidato socialista decide ir al debate a cuatro en Televisión Española entre el suspiro de parte de su equipo

Pedro Sánchez, este miércoles en Ibiza. Pedro Sánchez, este miércoles en Ibiza.

Pedro Sánchez, este miércoles en Ibiza. / Cañizares/EFE

Comentarios 16

Ferraz ha retirado la alfombra roja que le había regalado a Vox en esta campaña electoral. Esto se parecía cada vez más a lo sucedido en Andalucía, pero el PSOE ha comenzado a entender que el partido de Santiago Abascal no es su principal aliado, sino uno de sus tres contrincantes. La Junta Electoral Central le ha dado al PSOE la oportunidad para deshacer lo que algunas personas del equipo de dirección de Pedro Sánchez comenzaban a ver como un error: haberle regalado a Vox un debate de máxima audiencia. El equipo de campaña de Ferraz se apresuró a confirmar que Pedro Sánchez irá, por tanto, al Televisión Española (RTVE) al debate a cuatro, a enfrentarse con Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias.

Vox es el coche escoba de los partidos del centro y de la derecha, "la mayoría natural" a la que aspiró Manuel Fraga también se nutre de heterodoxos, extremistas y nostálgicos, y Santiago Abascal traduce en escaños los votos más difíciles. Esta es la lección que dejó el resultado andaluza del 2 de diciembre, Pablo Casado puede ser presidente del Gobierno, incluso con el peor resultado de la historia del PP. Porque ahí están Ciudadanos y Vox para respaldarle.

Los sondeos no dan mayoría de escaños a PP, Cs y Vox, pero muchas sí le otorgan una mayoría en votos

La mayor parte de los sondeos no dan a 176 escaños a la suma de los tres partidos, pero sí una mayoría de votos. Es decir, que muchas encuestas sí están detectando que en España se habría vuelto a fraguar la mayoría natural de Fraga, no compacta como en los tiempos de Aznar; ahora está dividida en tres, hay trasvases entre estos partidos, pero la mayor oferta de siglas amplía la base. 

"La frontera puede estar en un único voto, por eso es necesario una participación masiva; o hay evolución o harán la política que están haciendo en Andalucía", ha dicho Sánchez en Palma este miércoles.

La Junta Electoral Central ha entendido que, incluso, en las televisiones privadas se debe guardar la proporcionalidad de los partidos con representación parlamentaria, por lo que Vox no podía entrar si se dejaba fuera a ERC, PNV y Coalición Canaria. Estos tres partidos, potenciales aliados del PSOE, han sido los demandantes. Antena 3 y La Sexta, que lo tenían todo preparado para dar el debate el próximo martes, cambió la oferta por un encuentro a cuatro, sin Vox, pero RTVE reformuló su propuesta, que es la que Sánchez ha aceptado.

Santiago Abascal ha mostrado su rechazo a la exclusión, pero lo cierto es que sus asesores se han alegrado del contratiempo; al menos, así se han dejado ver en unos mensajes que, por error, han llegado a un grupo de wassap de este partido con los periodistas que le siguen.

En los programas políticos matutinos de Antena y La Sexta cargaban contra Ferraz. Acusan a parte del equipo de Sánchez de evitar un debate donde imperasen los criterios periodísticos, sin cronometraje y con derecho a la repregunta. Los periodistas Ana Pastor y Vicente Vallés lo iban a conducir. Sin embargo, el que emitió RTVE el martes por la noche, con candidatos y candidatas de PP, PSOE, Cs, Unidas Podemos, ERC y PNV, fue bastante ágil, bronco por las intervenciones y muy bien dirigido por el periodista Xavi Fortes, que relajó la dictadura del reloj. No sólo se hace periodismo en Atresmedia.

En este debate, las candidatas del PP y de Ciudadanos, Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas, hicieron bloque contra la socialista María Jesús Montero y la podemita Irene Montero. El debate fue muy duro, y dejó uno de esas intervenciones llamadas a ser de las estrellas de la campaña cuando Álvarez de Toledo criticó que el PSOE llevase en su programa que el silencio, en caso de agresión sexual, no es un sinónimo de aceptación. "¿De verdad, ustedes, dicen 'sí, sí, sí' hasta el final?", preguntó la popular a la ministra de Hacienda. Irene Montero acusó a Cayetana Álvarez de Toledo de hacer planteamientos que podrían invalidar acusaciones en caso de violación.

Álvarez de Toledo, cabeza de lista del PP por Barcelona, es una de las duras de esta campaña. Recordó a Montero que fue un Gobierno socialista el que indultó al general Alfonso Armada por su participación en el golpe de Estado del 23-F. Lo hizo en 1988 después de que lo solicitase en cinco ocasiones. El argumento de la candidata es que el PSOE también indultará a los acusados por el Procés. Montero no le respondió sobre ello.

Casado y Rivera han contestado que irán al debate de Atresmedia el martes 22 de abril, pero RTVE aún no ha decidido cuándo será el de la cadena pública, si el lunes o el mismo día. Si fuese así, Sánchez no tendría que justificar por qué no va a la privada. Pablo Casado ha vuelto a reclamar un cara a cara entre él y el presidente del Gobierno, como ha venido ocurriendo desde los tiempos de Felipe González. "Qué dé la cara y no sea tan cobarde", le ha dicho Casado a Sánchez. 

Con la llegada del Jueves Santo, la campaña electoral se disolverá entre procesiones de Semana Santa y vacaciones en la costa o en el interior. El Lunes de Pascua es fiesta en buena parte de España, por lo que la campaña no se retomará hasta el miércoles, con el posdebate. En definitiva, de miércoles a viernes, tres días de campaña.  

  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios