Política

Santiago Abascal: "Hay un supremacismo feminista que busca que los hombres vivan acobardados"

  • La presencia del líder de Vox desborda el Palacio de Congresos de Granada con más de 2.000 personas en el mitin

  • El candidato del partido de derechas considera un "hurto" que su formación no esté en el debate de candidatos

Los representantes de Vox antes del mitin en el Palacio de Congresos de Granada Los representantes de Vox antes del mitin en el Palacio de Congresos de Granada

Los representantes de Vox antes del mitin en el Palacio de Congresos de Granada / N. G. M.

Comentarios 38

"Hace solo cinco meses os pedimos en Granada apoyo para unas elecciones que calificamos como históricas. Ahora pedimos lo mismo para el 28 de abril: unas elecciones históricas para devolver a España la dignidad perdida y la vida pública". De este modo comenzó el presidente nacional de Vox, Santiago Abascal, su mitin en Granada antes las más de 2.000 personas abarrotaban el Palacio de Congresos, cuyo aforo no fue suficiente e impidió que centenares de afines a la formación, que permanecieron en los aledaños del Palacio de Congresos, pudiesen entrar en el acto que inauguró el presidente provicial de Vox "aprobado por la ejecutiva nacional" , según fue presentado, Manuel Martín.

"Bienvenidos a este acto central de la reconquista", comenzó Martín, que fue el encargado de introducir a la número uno de la formación al Congreso por Granada, Macarena Olona, "una persona que es un baño de dignidad, de decencia, en contraste con una clase política decadente y podrida". 

"Hoy toca dignificar nuestras instituciones, por lo que el 28 de abril nos toca llenar las urnas", culminó Martín, para dar paso a Olona que con un "Granada" y un "qué" como respuesta, al más puro estilo del Día de la Toma, preguntó si "había algún español presente" para levantar un gran "sí" como respuesta, a la par que una ovación.

"Yo no soy nacida en Granada, pero tampoco como esos políticos de aquí que de Despeñaperros para arriba se olvidan de las promesas que habían hecho", empezó Olona, que afirmó que a Vox le tienen "miedo" y por eso los "vetan" del debate electoral del 25 de abril.

"Soy abogada del Estado, aprobé en 2009, después de seis años estudiando. A mí nadie me regaló nada, soy de una familia humilde y sé lo que es el esfuerzo". Así se definió Olona, que, después de animar a "todos los que están opositando", presumió de haber tenido el "honor de conseguir la primera multa a un alcalde por no poner la bandera Española" durante su etapa en el País Vasco, al igual que denunciar la colocación de una bandera republicana en el pleno de un Ayuntamiento, algo que define "la lucha y lo que es Vox".

En ese momento, alguien del público gritó "que se lo digan a la familia de Luis Portero, que lo mataron aquí en Granada" a lo que ella respondió "eso es Granada y Vox", como también la "discriminación en otras comunidades por ser andaluces". 

Olona se definió como una persona que ha luchado en primera persona contra la corrupción: "Mi salida del País Vasco no fue voluntaria, fue porque el PNV le ofreció mi cabeza al Gobierno de Rajoy. Lo asumí y recalé en Madrid después de haber luchado con la ley en la mano, en los tribunales, contra la corrupción", manifestó Olona, que prosiguió con un recorrido por su trayectoria y su "defensa de España". 

"Nos han traicionado, nos han tomado por imbéciles y estamos hartos", sentenció Olona al confesar que dos formaciones "cuyas siglas no va a decir, pero ninguna fue Podemos" le habían abierto la puerta a entrar a formar parte de ellas. 

"El 28 de abril vamos a dejarles la misma cara que le dejasteis en diciembre a Susana Díaz" afirmó Olona, para manifestar que "Sánchez se va a quedar sin el Falcon e Iglesias se va a quedar con su casoplón, pero sin escolta de la Guardia Civil", algo que también levantó un sonoro aplauso de los afines a la formación que abarrotaban el Palacio de Congresos.

"Vox está demostrando que no recurre al juego sucio como el resto de partidos para convencer a los electores. Lo que nos jugamos y lo que Vox defiende es la nación española, su integridad y su unidad", indicó Olona, que de nuevo abordó el "veto" en el debate electoral de televisión y admitió que "los obstáculos son muy grandes, pero la fuerza la obtengo de vosotros porque sin vosotros no sería posible". 

Y bajo la premisa de "vamos a rugir como leones, a volar alto como águilas con el corazón de España sobre los hombros y a ser invencibles", todo ello con "paso corto, vista larga y mucha mala leche", Olona dio paso a Santiago Abascal, quien con todos los asistentes en pie y al grito de "presidente" afirmó que "Vox es sólo un instrumento y nosotros también. No habéis venido por nosotros, ni por Vox, sino por España", tras lo que manifestó que "hasta aquí no os trae el odio, sino el amor por España".

El "veto" en el debate electoral del próximo 25 de abril, que finalmente emitirá TVE, fue uno de los primeros temas que abordó Abascal. "Os quieren silenciados. Acaban de impedir que participemos en un debate que se nos hurta en el último momento, que estábamos preparando con mucha ilusión y que se le permite a los separatistas desde prisión", afirmó el líder de Vox, que señaló a "los separatistas, los comunistas y los socialistas" como responsables.

 

Ante ello, el líder nacional de Vox expresó que "nos silencian pero confiesan a gritos su gran pecado: que hace mucho tiempo han entregado el poder a los separatistas, pero ya nos hemos dado cuenta". "Han utilizado la manipulación de las encuestas, esas que no dijeron que era imposible el cambio en Andalucía, pero hace mucho tiempo que no dicen la verdad porque dicen que si votas a Vox somos machistas, fascistas...", indicó Abascal, para relatar un ejemplo de la "mentira de las encuestas" gracias a la confesión de un afín que le dijo que las "encuestas mentían porque lo habían llamado y había dicho que daba un cero a Abascal y que no iba a votar a Vox".

La "manipulación mediática" y la "mentira del resto de formaciones políticas, ya dan igual, porque la gente sabe la verdad", prosiguió Abascal que insistió en que "los españoles saben que esa España pisoteada no va a volver a estarlo y que el riesgo en que está España desaparecerá el 28 de abril" con Vox, una "formación política patriótica".

Las fronteras fue otro de los puntos claves del mitin, sobre todo en una provincia como Granada, entre las que más inmigración ha recibido durante el pasado 2018. En cuanto a ello, Abascal se preguntó "¿hay que abrir las fronteras para que el yihadista que ha sido detenido hoy en Marruecos pueda entrar en Sevilla para atentar contra la Semana Santa?", cuestión que le dio pie a afirmar que "las fronteras hay que protegerlas para luchas contra el efecto llamada y ayudar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Entrada de Abascal al mitin celebrado en el Palacio de Congresos de Granada

Así, Abascal continuó criticando que "hay una nula voluntad de parte de la inmigración de aceptar nuestras costumbres", mientras que después señaló al PSOE como "impulsor del terrorismo de Estado" y le reprochó que, después de ello, "quiera dar lecciones".

Tampoco se olvidó del movimiento feminista, el cual definió como "supremacismo feminista que busca que los hombres vivan acobardados". Si bien, el líder de Vox insistió en que ya hay muchas mujeres que han entendido que Vox busca la igualdad real entre hombres y mujeres y defiende la cadena perpetua para violadores".

"Vivimos en una democracia con muchos defectos, de la que nos podemos sentir orgullosos, pero que han convertido en una partidocracia", afirmó Abascal que sentenció que Vox "sí tiene enemigos en el Congreso y no adversarios, como dicen el resto de formaciones, y esos enemigos son los separatistas".

"Decían que con Vox no se podía pactar, que había que aplicarle un cordón sanitario, pero no hay cordón sanitario para abarcar a tantos españoles", manifestó Abascal, afirmación con la que levantó el aplauso de todos los asistentes al grito de "presidente".

"La bandera de Vox es la de la esperanza y la verdad y no la del miedo" afirmó, para luego señalar "a la veleta naranja" -en referencia a Ciudadanos- y prometer que si "para gobernar necesitamos el apoyo de los separatistas, no gobernaremos".

"Os animamos a que sigáis como hasta ahora y que frente a la borrachera de mentiras e indultos respondamos en las urnas el 28 de abril con papeletas rojigualdas" culminó Abascal. Y con el himno de España, que resonaba bajo un absoluto silencio, se dio paso a un "viva España" y un sonoro aplauso con el que se dio por finalizado el mitin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios