Libertad de Pablo Hasel

Ataques a bancos y a un hotel, y tiendas saqueadas tras otra manifestación en Barcelona

  • Un furgón de la guardia urbana ardió en llamas tras ser prendido por radicales

  • Hay 14 detenidos por los disturbios, dos de ellos menores

Un coche de la Guardia Urbana ardiendo Un coche de la Guardia Urbana ardiendo

Un coche de la Guardia Urbana ardiendo / EP

Los manifestantes que han protagonizado otra noche de disturbios en Barcelona en el contexto de las protestas para exigir la libertad de Pablo Hasel se han disuelto pasadas las 21 horas, antes de alcanzarse el toque de queda en Cataluña, fijado a la 22:00.

Tras la manifestación pacífica de la tarde, por la noche se han movido en grupo por el mercado de Sant Antoni y han recorrido el Raval hasta llegar a La Rambla, donde se han producido los destrozos más significativos a bancos y donde han atacado la comisaria de la Guardia Urbana y ha prendido fuego a un furgón de la policía local.

Al alcanzar la plaza de Cataluña, se han ido dispersando en grupos más pequeños que han seguido causando algunos destrozos y levantando pequeñas barricadas por la Rambla de Cataluña y calles adyacentes.

Destrozos

Más de media docena de oficinas bancarias atacadas, un hotel y un concesionario de coches rociados con líquidos inflamables y diversas tiendas saqueadas son algunos de los graves incidentes que se han registrado esta noche al final de la manifestación convocada en Barcelona.

Al final de la manifestación para pedir la libertad del rapero Pablo Hasel y para reclamar la regulación de los precios del alquiler, la derogación de la ley mordaza, de los antidisturbios o la reforma laboral, entre otras reivindicaciones, grupos de violentos han protagonizado de nuevo incidentes en la capital catalana.

Una vez más, los alborotadores han saqueado algunas tiendas del centro de Barcelona, entre ellas, el Decathlon ubicado en la calle Canuda, que ya fue vandalizado la semana pasada, o el Zara de la plaza Cataluña esquina con la calle Bergara.

Además, han provocado un incendio en una de las tiendas más emblemáticas de la ciudad, la Casa de los Paraguas, en la Rambla de Barcelona.

Otros establecimientos atacados han sido el hotel NH de la Rambla Cataluña con la calle Diputación, al que han rociado con líquido inflamable, al igual que ha sucedido en un concesionario adyacente a este establecimiento hotelero, y también ha provocado daños en un restaurante del centro de la ciudad.

Asimismo, más de media docena de oficinas bancarias han sido apedreadas, provocando la rotura de cristales e, incluso, en dos de ellas los violentos han producido pequeños fuegos en su interior.

Durante los incidentes, los grupos violentos han cruzado contenedores en la vía pública para formar barricadas, han incendiado algunos de ellos y han lanzado botellas, petardos y otros objetos incendiarios a las líneas policiales que intentaban dispersarlos.

También, como en otras noches, han provocado destrozos en el mobiliario urbano, sobre todo en la Ramblas, y en las terrazas de los locales de restauración de esta calle.

Durante los incidentes, el Sistema de Emergencias Médicas ha atendido a dos personas, una leve y otra que ha sido trasladada a un centro sanitario en estado menos grave. Algunos manifestantes causaron daños en las cámaras fotográficas y de televisión de varios reporteros gráficos, entre ellos un colaborador de Efe que ha recibido un martillazo en la suya.

Detenidos

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un total de 14 personas por los altercados y disturbios tras la manifestación pacífica en Barcelona en apoyo a Pablo Hasel, uno de ellos detenido durante la mañana de este domingo.

Según han informado fuentes de los Mossos, entre las 14 personas detenidas hay dos menores de edad.

Entre los detenidos también hay una persona que estaría relacionada con la furgoneta de la Guardia Urbana a la que se le prendió fuego cuando tenía al menos un agente dentro, que consiguió salir indemne.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios