Amaral repasó los temas más conocidos de su carrera ante un público entregado

Una puerta al lado salvaje

  • Las canciones de su nuevo disco fueron coreadas por sus incondicionales que esperaban en la puerta desde mucho antes de comenzar el espectáculo · Ambiente intimista para conquistar Almería

Bajo la atenta mirada de un lobo en tonos sepia, proyectado en una gran pantalla al fondo del escenario, la cantante Eva Amaral fue la primera en poner un pie sobre las tablas. Tras ella, tocado con una gorra, como es habitual, Juan Aguirre. Ambos con la guitarra en la mano. Mirada al frente. Un paso firme y comienzan.

Poco a poco fueron llegando los espectadores que, aunque no llenaron el recinto, sí demostraron ser fieles a la banda, coreando cada una de las canciones. Señalando al infinito, la pequeña Esther de sólo once años se aferra a la mano de una familiar. Está nerviosa porque es el primer concierto de su grupo preferido. Asiente tímidamente cuando le preguntan por su canción preferida. Levanta los ojos y espera que ella le dé la respuesta. Y como en un remolino, Eva comienza a desgranar los temas de 'Hacia lo salvaje', su último trabajo de estudio, un santo y seña para Miriam, Macarena y Estela, de El Ejido. Han plasmado en sus camisetas una frase robada de cualquier canción. La que más las define, explican. Con ellas, el sector masculino. Si son las evas, ellos los juanes, que también conocen a la perfección cada una de las palabras y las piensan internamente cuando el rasgueo de la guitarra les sorprende.

Manos arriba. Desde la primera a la última fila ven bajo el flequillo de Eva Amaral que algo bueno está a punto de comenzar. Les invita a luchar. A volar alto. Los que más, para no caer nunca. 'Hacia lo salvaje' es el nombre del tema con el que estrenan noche y Feria en Almería, una tierra que les ha inspirado a lo largo de su carrera y hasta la que se desplazaron para rodar Días de verano.

Los flecos que lleva en la camiseta se mueven balanceados con cada una de las notas, de las sílabas, de los momentos que intenta compartir con sus fans. De todas las edades. Demostró que lo que hacen es para todos los públicos. Aprovechó el primer intermedio entre canciones para dar las buenas noches a todos los presentes. Fue entonces cuando los asistentes la aclamaron, llevando en volandas su nombre hasta lo más alto. "Gracias por apoyar con vuestra presencia la música en directo, por haber elegido pasar este ratito de noche con nosotros".

Juan Aguirre, más serio y tranquilo, asiente a cada una de las afirmaciones de su compañera.

Haciendo gala de la importancia que para ella tienen los temas sociales dedicó su siguiente canción a "los que no están conformes con vivir en tinieblas y esperan un resplandor". Tiene una potencia de voz envidiable y lo sabe. Eva hizo gala de una fortaleza vocal que llegó a emocionar a algunos presentes. El ambiente hizo el resto. Cada vez eran más los que buscaban llegar a las primeras filas. Una niña abre una pancarta: 'Hoy hace un año que me hiciste feliz'. Es la magia del directo.

El Universo sobre mí volvió a meter de nuevo al público en el concierto. Saltos, coros, miradas cómplices entre aquellos que conocían la letra y las ganas de que llegara el estribillo para desplegar un baile que no terminara nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios