Finanzas

La vega de Almería se queda sin agua para el riego por el aumento de la demanda

  • La Comunidad General de Usuarios de las Aguas Depuradas de la EDAR de Almería (CGUAL) se ha encontrado en sus dos embalses de la Juaida con tan solo 10.000 metros cúbicos

  • El motivo es el alto pico de suministro que requiere la zona en este momento, que está en torno a los 35.000 metros cúbicos diarios

  • Los regantes ya lo han puesto en conocimiento de la Delegación Territorial de Medio Ambiente para que se conceda un aporte de urgencia de la desaladora

Este es el estado que presenta en este momento uno de los embalses de la comunidad. Este es el estado que presenta en este momento uno de los embalses de la comunidad.

Este es el estado que presenta en este momento uno de los embalses de la comunidad.

Sin agua. Así se han visto los regantes de la vega de Almería capital a primera hora de esta mañana, tal y como ha podido conocer este medio.

Los dos embalses con los que cuenta la Comunidad General de Usuarios de las Aguas Depuradas de la EDAR de Almería (CGUAL) en la zona de la Juaida, a dónde llegan las aguas depuradas que los abastecen para el riego, apenas contaban con 10.000 metros cúbicos, por los 35.000 que son necesarios en estos días para el riego en esta época del año diariamente en los que el calor aún es protagonista.

Es más, algunos productores de la zona se han quedado sin regar en un momento en el que es crucial el aporte, ya que la necesidad de agua con estas temperaturas es alta para el cultivo.

El motivo que ha llevado a esta situación es precisamente el alto pico de demanda actual, y que no es capaz de ser sufragado por la depuradora, puesto que su producción diaria es de 25.000 metros cúbicos, lo que ha generado este repentino ‘colapso’.

Desde CGUAL se ha puesto en conocimiento de inmediato a la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la provincia de Almería acerca de la situación para que se actúe rápido y directamente se le ha solicitado, como única opción viable, un aporte extraordinario de la desaladora de la capital para un periodo de 30 días, puesto que una coyuntura como la de hoy, y que no se sabe como discurrirá en las próximas horas, se puede repetir durante un mes de octubre en el que las previsiones de lluvia no son halagüeñas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios