Finanzas

Clamor del sector turístico de Almería por garantizar su supervivencia

  • La Cámara de Comercio de Almería recoge las demandas propuestas para la reactivación del turismo como actividad económica “estratégica” para el conjunto de la recuperación de la economía almeriense

  • Hoy se celebra el Día Mundial del Turismo 

Entre las medidas que demanda el sector turístico de Almería está Flexibilizar las condiciones de los ERTE. Entre las medidas que demanda el sector turístico de Almería está Flexibilizar las condiciones de los ERTE.

Entre las medidas que demanda el sector turístico de Almería está Flexibilizar las condiciones de los ERTE. / Javier Alonso (Almería)

El sector turístico almeriense clama por la adopción de medidas “reales” que aseguren su supervivencia, una situación preocupante que se ha abordado en la última reunión del Pleno de la Cámara celebrada a menos de 48 horas del Día Internacional del Turismo, hoy el domingo 27 de septiembre.

Con el objetivo de defender los intereses generales del sector, que se encuentra entre sus funciones, la Cámara de Comercio de Almería recoge las demandas propuestas para la reactivación del turismo como actividad económica “estratégica” para el conjunto de la recuperación de la economía almeriense.

El sector, en su conjunto atraviesa un momento crítico ante el cual las empresas empresarios, muestran su enorme preocupación, detallan sus propuestas y suscriben un documento de medidas necesarias para garantizar la recuperación, elaborado por Cámara de España.

-José María Rossell, presidente del Grupo Hoteles Playa

“En mis 53 años dedicados a la hostelería jamás habíamos pasado una situación parecida… pero quiero ser optimista”

-Diego García, vocal de Hostelería y Restauración del Pleno de la Cámara y presidente de Ashal

“Un plan de rescate integral se hace obligado si queremos evitar la defunción del sector”.

-Pedro Lope, vocal de Turismo de la Cámara de Comercio

“2020 va a pasar a la historia como el año del Covid-19 y en el sector del turismo, como el peor año en varias décadas”

-Lola Hernández, vocal de Trasporte de la Cámara de Comercio

“La situación es tan difícil de sostener que es vital prolongar los ERTEs hasta que el sector pueda volver a coger aliento y reanudar la actividad”.

El turismo, sector estratégico para la economía almeriense, se ha visto especialmente afectado por la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento aplicadas para impedir la propagación de la pandemia de covid-19. La restricción a la movilidad, el cierre de fronteras, la limitación de aforos, o los cierres de oferta turística han afectado gravemente a la campaña de verano, en plena temporada alta, lo que ha llevado a la necesidad urgente y prioritaria de concretar medidas efectivas y reales para garantizar la subsistencia y recuperación del sector turístico ante la crisis del COVID-19.

Cadena de valor

La supervivencia del sector turístico afecta además a la recuperación del conjunto de la actividad económica. El sector turístico genera una serie de servicios empresariales que en su conjunto forman parte de una cadena valor que a la vez se ve afectada por las consecuencias de la caída de la actividad: transporte de pasajeros (con una caída de del 90% de la actividad), agencias de viajes, ocio, guías turísticos, balnearios, eventos… una amplia oferta de la que el turista dispone para la organización de su viaje y su destino.En este contexto, el presidente de la Cámara de Comercio, Jerónimo Parra, señala que “compartimos la enorme preocupación e incertidumbre del sector turístico de la provincia, un pilar clave de empleo y riqueza, por lo que es una prioridad poner en marcha medidas de carácter urgente para aminorar el impacto de la pandemia”.

Empresas almerienses del sector, para el que la COVID 19 es una crisis sanitaria que ha provocado la actual crisis económica, el turismo, incluyendo la hostelería y todos los servicios derivados de esa actividad, es el que más está y continuará, sufriendo las consecuencias de la pandemia.

Consideran que hasta ahora que solo hemos visto cómo se nos han puesto en el foco del problema, cuando la hostelería es parte de la solución”. A su juicio, se han improvisado medidas restrictivas para su actividad para las que no se ha contado con el sector ni tampoco con un respaldo técnico-científico.La situación es tan complicada e inédita que nunca se ha pasado por una parecida. “Estamos sin producto y sin ingresos, pero hay que dejar un espacio para el optimismo” En el sector son conscientes de que muchas empresas que es difícil que puedan subsistir por una total falta de ayuda por parte del gobierno donde hay una parte que cree que el turismo tiene que tener menos protagonismo y tienen esa percepción.

A la vez alertan sobre lo que pasa si un ciudadano europeo decide viajar por Europa, y comprueba que España tiene las cifras de COVID-19 que tiene, qué ocurre, que elige otro destino..Una preocupación común entre las empresas es “qué va a pasar con el sector y si se ha dado suficiente importancia desde las Administraciones a las consecuencias de su creciente degradación”. Las empresas recuerdan que en efecto hasta ahora ha habido medidas como algunas moratorias en el pago de impuestos, que no son condonaciones, o préstamos que hay que devolver con intereses en cinco años.

Y en el caso de los ERTEs entienden que han supuesto una importante ayuda para los trabajadores, si bien recuerdan que parte de las cuotas de la Seguridad Social sigue recayendo sobre las empresas. Asimismo, las empresas del sector vuelven la vista hacia el resto de países europeos y comprueban las ayudas económicas que están concediendo al sector turístico, “aún a pesar de que el peso en su economía es inferior al español. No es entendible esta diferente forma de actuar económicamente respecto a Europa ante el mismo problema. Simplemente se trataría de implantar en España al menos una parte de esas actuaciones” señalan.

Desde el sector, se recuerda que la mayor parte de los hoteles han cerrado sus puertas, y los que de momento continúan abiertos están sufriendo económicamente su decisión de no cerrar mientras enfrentamos, señalan, un nuevo escenario posible en el que seguramente las medidas restrictivas, aumenten en las próximas semanas. “Hay muchos puestos de trabajo en juego. No sólo empresas, sino puestos de trabajo. Y cuando se ayuda a sobrevivir a una empresa, se está ayudando a proteger muchos puestos de trabajo, señalan.

Por ello, solicitan la adopción de medidas económicas que contemplen “más financiación económica para soportar las pérdidas económicas generadas y para mejorar las instalaciones, retrasar el inicio de las amortizaciones de los préstamos al año de la finalización real de los efectos económicos del COVID-19 en el turismo para que tengan tiempo las empresas de recuperarse económicamente, continuación de los ERTES relacionados con el COVID-19 hasta el verano del año 2.021 con exención de las cuotas de la seguridad social, reducción temporal del IVA, y entrega a las empresas de los test rápidos para que los clientes de los hoteles, y de sus servicios, tengan la garantía de que las instalaciones que visitan son seguras.

Todas estas son medidas que están recogidas en el documento que la Comisión de Turismo que la Cámara de Comercio de España ha trasladado a Ministerio de Turismo.

Se concretan en las siguientes:

· Flexibilizar las condiciones de los ERTE, permitiendo ampliar su vigencia y volviendo a las bonificaciones de las cotizaciones sociales, como se contempló el pasado mes de abril. En relación con estas bonificaciones, adecuar la exigencia de mantenimiento del empleo actualmente fijada a la generación efectiva de una demanda que contribuya a sostener dichos costes.· Medidas adicionales de alivio de las cargas fiscales de las empresas, además, de las actuales moratorias en pagos de impuestos y cotizaciones a la Seguridad Social.

En concreto:

  • Suspensión y/o aplazamiento automático, y sin intereses, del pago de impuestos nacionales, autonómicos y locales vinculados al sector para todas las empresas, independientemente del volumen de negocio.
  • - Continuar con el aplazamiento del pago de las cuotas de la Seguridad Social sin coste financiero para todas las empresas.

-Eliminación de costes derivados del pago de impuestos por la realización de actividades que ayuden a la lucha contra la pandemia, por ejemplo, el pago de IVA asociado a donaciones o compra de suministros de innovación llevada a cabo por las empresas para transformar sus instalaciones en lugares seguros

· Mantener líneas de financiación específicas para las empresas solventes del sector que permitan aliviar sus tensiones de tesorería. También en el ámbito financiero, permitir la extensión de los períodos de carencia y amortización, así como el incremento de los porcentajes de garantía en las líneas de crédito y los avales ICO.

· Intensificar las actuaciones dirigidas a incrementar la confianza de los posibles visitantes extranjeros, reforzando la imagen de España como destino turístico seguro desde el punto de vista sanitario.

· Dar prioridad a una gestión ágil y efectiva de los fondos europeos incluidos en el programa ‘Next Generation EU’, involucrando especialmente a los sectores más afectados, como el turismo, y colaborando con el sector privado en el diseño y ejecución de dichos fondos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios