Finanzas

Feriantes, agricultores y el resto de autónomos de Almería, unidos por la precariedad

  • La convocatoria a nivel nacional del pasado 24 de febrero, donde varios sectores se unieron por la falta de medida, se conjuran al compartir problemas

Movilización del pasado 24 de febrero en Almería. Movilización del pasado 24 de febrero en Almería.

Movilización del pasado 24 de febrero en Almería. / Rafael González (Almería)

El 24 de febrero cientos de almerienses, la mayor parte de ellos agricultores, pero también autónomos de otros sectores, salieron a la calle en una caravana motorizada para reclamar a la administración un cambio de políticas que de viabilidad a su situación, que se ha precarizado aún más con los efectos de la pandemia.

Aquella acción, denominada ‘Paro Nacional’, se celebró en varias capitales españolas al mismo tiempo y nace desde la nueva ‘Unión de Asociaciones Libres’, creada por la voluntad de cerca de más de 300 asociaciones de toda la geografía española que engloban ámbitos como la agricultura, la ganadería o el transporte, entre otros.

En Almería, además de la asociación Unión de Agricultores Independientes, forman parte de ella UNA (Asociación Unión de Agricultores de Almería) y AEFAP (Asociación de Empresarios Feriantes de Almería), que se unieron desde aquel momento por objetivos comunes.

Los autónomos almerienses llevan años reclamando una reforma en el sistema de cotización que se regule en beneficios reales y no por ingresos, además de una equiparación en las prestaciones por enfermedad, desempleo o jubilación respecto a los trabajadores por cuenta ajena.

“Durante estos meses todos hemos sufrido los abusos de la administración con una reducción del pago de impuestos que brilla por su ausencia, unas medidas higiénico sanitarias que más que resultar útiles solo han conseguido menoscabar nuestra existencia, utilizar a nuestro sector como objetivo de todas las difamaciones y acusaciones ante la nefasta gestión de la crisis sanitaria por parte del gobierno y autonomías”, explica Jesús Fuentes, representante de UNA.

En el caso de la agricultura, la pesca y la ganadería, entienden que los tratados de libre comercio, la vulneración del principio de referencia comunitaria en Europa y el incumplimiento de los objetivos de la PAC, están destruyendo la competencia libre y justa en favor de las grandes corporaciones que producen en terceros países donde las reglas del juego no son las mismas y contribuyen a la competencia desleal.

Mercedes Domínguez, de AEFAP, subraya que “todas y cada una de las pequeñas empresas y autónomos se han sentido abandonados y desamparados por todos los gobiernos, que prefieren seguir fomentando la deslocalización de empresas, la competencia desleal de terceros países o de grandes empresas, al igual que recortar el tejido empresarial nacional que hace que un país crezca y avance al mismo ritmo que su vecino europeo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios