Finanzas

Lamentan que la Junta deje fuera de las ayudas a inversiones a los productores de secano

  • UPA apunta a que producciones tan importantes como las de olivar o almendro ven como les limitan la posibilidad de realizar inversiones como el resto de sectores

UPA denuncia que las producciones tradicionales de olivar y almendro están abocadas a desaparecer. UPA denuncia que las producciones tradicionales de olivar y almendro están abocadas a desaparecer.

UPA denuncia que las producciones tradicionales de olivar y almendro están abocadas a desaparecer. / Javier Alonso (Fiñana)

La consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible convocó ayudas para realizar inversiones en las explotaciones agrícolas y ganaderas desde el pasado día 5 de noviembre, con un presupuesto de 60 millones de euros. 

Son unas ayudas que vienen como agua de mayo al sector agrario, aunque con un retraso importante, ya que desde 2016 no se han convocado estas ayudas con carácter general. Estos retrasos en las ayudas del Programa de Desarrollo Rural en general ponen en peligro nuevos fondos para Andalucía, ahora que se está discutiendo la nueva PAC y los repartos de fondos europeos. 

Además, analizadas las condiciones para recibir las ayudas, desde UPA Andalucía se constata que los Índices Técnico Económicos (ITE) que se aplican a diversos sectores están desfasados y son irreales. Como ejemplo, el olivar de secano de la Subbética Cordobesa, con pequeñas pendientes, tiene unos ITE muy bajos, se consideran muy poco rentables, cuando la realidad es que es una actividad, la de estos olivares en secano, que genera riqueza y mantiene a muchos pueblos de la comarca. Esto ocurre en general con el olivar de secano en toda Andalucía, perjudicando de esta manera a los agricultores de dichas zonas. 

Al igual que el olivar, el almendro tradicional de secano, fundamentalmente en Granada y Almería, también se ve perjudicado por los índices propuestos. El secano nuevamente no se ha valorado correctamente, expulsando de estas ayudas a las zonas tradicionales de producción del norte de estas provincias. 

De esta manera, las producciones tradicionales de olivar y almendro están abocadas a desaparecer, al no poder afrontar inversiones para su modernización, como si ocurre en otras producciones. No hay que olvidar que estas explotaciones sostienen el tejido social y económico de muchos pueblos y contribuyen a frenar el despoblamiento. La Consejería está más interesada en los anuncios de medidas sin contenido, que realmente trabajar por evitar el despoblamiento y favorecer el medio rural vivo y activo. Sacando medidas que no favorecen el desarrollo de las zonas tradicionales de producción como el olivar y almendro de secano, y dejando de utilizar fondos de desarrollo rural del PDR, lo que está poniendo en juego la supervivencia del medio rural que tanto pregona proteger.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios